¿Todavía alguien piensa justicia dominicana goza de credibilidad?

El presidente del Tribunal Constitucional, doctor Milton Ray Guevara, resultó alarmado al advertir que la desaparición del condenado y supuestamente recluso Pedro Alejandro Castillo Paniagua, dado por fallecido, pone en juego una vez más la credibilidad del aparato judicial de la República Dominicana.
Pero, ¿quién cree aún en la probidad, idoneidad y credibilidad de la justicia en el país, como cree aún Ray Guevara que este estamento goza?
Después de tantos tropezones, de tantos expedientes de corrupción mal elaborados para que se caigan en los juicios de fondo, ¿quién cree en la justicia dominicana?
Tras lo ocurrido en la Oficina Supervisora de Obras del Estado, OISOE, en el caso en que se recuerda un arquitecto se quitó la vida abrumado por el acorralamiento a que fue sometido por una mafia que funcionaba y que extorsionaba ingenieros, arquitectos y contratistas en ese departamento gubernamental.
Después de lo que ocurrió con el caso Sun Land, por el que fue sometido el ingeniero Félix Bautista, y cuyo expediente mereció un No ha lugar, ya que entre los jueces que los conocieron figuran dirigentes del Comité Central del gobernante PLD. Pero además, los cursos que han seguido casos como el de los aviones súper Tucanos, e igualmente, el archivo definitivo que se le dio a un expediente de corrupción en contra del ingeniero Víctor Díaz Rúa.
Asimismo, ¿se puede creer en la justicia dominicana con el curso que se ha seguido al denunciado caso de la empresa brasileña Odebrecht?
Entonces, que no venga ahora el doctor Milton Ray Guevara a hacerse el inocente y advertir sobre la credibilidad de la justicia, credibilidad que hace mucho no posee el aparato judicial dominicano.


COMENTARIOS