Tony Raful publica libro sobre muerte presidente Guatemala

Leonte Brea, Leonel Fernández Reina, Eliades Acosta y el autor de la obra Tony Raful, en el acto anoche.

El reconocido escritor y poeta Tony Raful puso a circular anoche la obra “La rapsodia del crimen Trujillo vs. Castillo Armas”, en la que presenta lo que considera pruebas de la participación de Rafael Leónidas Trujillo en la materialización del magnicidio del presidente de Guatemala Carlos Castillo Armas, en 1957.
La actividad, a la que asistió el embajador de Guatemala en Santo Domingo, Rudy Coxaj, se desarrolló en el salón Juan Bosch de la Biblioteca Nacional Pedro Henríquez Ureña y asistieron escritores, poetas, historiadores y personalidades de la vida política del país, entre los que destacaron los expresidentes Leonel Fenández e Hipólito Mejía.
Raful dijo que el libro trata sobre una investigación que durante 60 años no ha sido esclarecida, que es el asesinato del presidente guatemalteco Castillo Armas y que aunque nunca fueron establecidas sanciones, en la presente obra expone con claridad elementos probatorios que inculpan al dictador Trujillo de esa muerte.
Raful, presidente del Parlamento Centroamericano, indicó que el texto tiene un carácter histórico importante, no solo para Guatemala y Centroamérica, sino también para República Dominicana.
Al hablar acerca de las razones que pudieron haber provocado que Trujillo matara a Castillo Armas, el Premio Nacional de Literatura 2014 descartó que haya sido por razones políticas e ideológicas, sino que opina que pudo ser por el ego herido del dictador.
Manifestó que Trujillo acusaba al mandatario guatemalteco de ingrato e inconsecuente, debido a que no le agradeció la ayuda que le prestó para el derrocamiento del Gobierno de Jacobo Arbenz en 1954, lo que le catapultó al poder.
“Mientras los demás eran muy devotos de Trujillo, Castillo Armas no lo era y eso no le gustaba al sátrapa, además de que en una ocasión, en una recepción diplomática en el Palacio Presidencial de Guatemala, lo calificó como un dictador obsoleto que debía salir del poder”, expresó Raful.
En este ensayo literario el destacado escritor reproduce una serie de intrigas, tensiones, traiciones y asechanzas propiciados por Trujillo.
Durante el acto fue realizado un conversatorio, moderado por el expresidente Fernández y en el que participaron el doctor Leonte Brea y el historiador dominico cubano Eliades Acosta.
Brea señaló que si lo que movió a Trujillo a matar a Castillo Armas ni fueron motivos políticos ni ideológicos, hay que buscarlo en ese ‘narcisismo’ caracteristico del dictador, que lo llevaba desear ser venerado por los demás, cosa que no hizo el Presidente guatemalteco.
De su lado, Eliades Acosta dijo que esa trama contra Castillo Armas fue una de las tantas que realizó Trujillo en diversos países, para lo que se valió de decenas de cubanos y de individuos de otras nacionalidades que actuaban como sus mercenarios.
Señaló que la forma de actuar del dictador dominicano obedecía a su creencia de que estaba predestinado para algo mayor, es decir él se veía a sí mismo como una especie de mesías que estaba predestinado para llegar más allá de sus fronteras.
En el acto estuvieron presentes, además, el presidente de la Cámara de Diputado, Rubén Maldonado, y el dirigente del PRM Luis Abinader.


COMENTARIOS