Transparencia Internacional muestra preocupación por posible asilo de Alan García en Uruguay

Alán García

Ante el asilo diplomático solicitado a Uruguay por el ex presidente peruano, Alan García, organizaciones representantes de  Transparencia Internacional en los países de América Latina y el Caribe manifestaron su preocupación por la posible decisión del gobierno ceder al pedido.

Aseguraron que luego de que se hiciera pública la confesión de la empresa Odebrecht ante la justicia norteamericana, en diciembre de 2016, vieron las limitaciones que impone la  investigación, mientras que afirmaron “en el Perú existe una fiscalía y un poder judicial independientes del poder político que han demostrado estar a la altura de los retos que la actual realidad le exige”.

“Hoy, esos jueces y fiscales están demostrando que es posible combatir la impunidad en el caso de corrupción transnacional más importante de estos tiempos, pues se está investigando a todos los gobiernos y algunos de los principales líderes políticos desde 2001, independientemente de sus simpatías ideológicas, habiéndose llegado a dictar medidas restrictivas en varios casos” suscribieron las instituciones ante un comunicado.

Alan García, presidente de Perú entre 2006 y 2011, está siendo investigado, junto a otros miembros de su gobierno, por corrupción y lavado de activos en el caso del Metro de Lima, obra construida por la empresa Odebrecht en la que se han pagado millonarios sobornos y por la que están detenidos un vice-ministro y varios altos funcionarios de su régimen ante la existencia de abrumadora prueba en su contra.

Los activistas en lucha contra la corrupción consideraron que la decisión del gobierno uruguayo concediendo el asilo a García Pérez, no sólo erosionaría las labores de investigación al interior del Perú, sino que representaría un retroceso significativo en los esfuerzos regionales para combatir la gran corrupción y la impunidad.

Llamaron a la comunidad internacional a mantenerse vigilante de la decisión que se otorgue en este caso, así como a las organizaciones y ciudadanía del hermano país de Uruguay  ante un posible asilo del ex presidente peruano.