Tras el rescate de una hermosa tradición de los  latinoamericanos

http://hoy.com.do/image/article/789/460x390/0/BC270F64-D052-4776-8A22-3B3D07626C8A.jpeg

La cultura dominicana ha sido influenciada por algunas características de otras, como la anglosajona. Y la época  de Navidad también se ha salpicado de la misma.

Ya la gente le ha dejado todo el trabajo a Santa Claus, que llega el 25 de diciembre, y le encargan los juguetes de sus hijos a él, dejando a los Reyes Magos (que llegan el 6 de enero) sin función alguna.

Como país latino que somos, debemos continuar la costumbre que se sigue en esa comunidad y enseñar a los niños que van creciendo ahora que existen tres magos que vienen del Oriente, que al igual que llevaron  regalos a Jesús, traen a los niños los regalos que se les pide. Sería interesante enseñarles la tradición  de dejar hierba, mentas, un vaso de leche, cigarrillos y una carta con las peticiones debajo de la cama.

Es tiempo de revivir la inocencia de los niños, y recordarles que la Navidad es una época hermosa, en la que brotan las emociones y mostrarles que los Reyes Magos son parte de nuestra cultura y una   de nuestras más emocionantes tradiciones.

Una campaña contra Santa. Para sacar la costumbre de esperar a Papá Noel, España  creó la página yosoydelosreyesmagos.com. un espacio en el cual desprestigian al panzón de barba blanca y traje rojo. Se dice que cuando se creó recibió más de 30 mil visitas en sus primeros dos días.

Los Reyes Magos. Esta tradición se asocia a quienes visitaron a la Virgen María y José, tras el nacimiento del niño Jesús. 

Llegaron desde el Oriente a rendirle homenaje al niño Dios.

La historia dice que esos magos venían de Oriente, guiados por una estrella que los llevó hacia la ciudad de Belén, donde había nacido Jesús. Al llegar, le adoraron y ofrecieron   oro, incienso y mirra.

Esta tradición de adjudicar a los Reyes Magos el trabajo de llevar los regalos es una costumbre  común en los hispanohablantes. Las peticiones las ponen los niños en una carta que les escriben a  los Reyes diciéndoles cómo se han portado.


COMENTARIOS