Tribunal amplía por tres meses más coerción a Marlín Martínez por asesinato Emely Peguero

Marlin Martínez  y su hijo Marlon, acusados del asesinato de Emely.
Marlin Martínez y su hijo Marlon, acusados del asesinato de Emely.

El Primer Tribunal de la Instrucción del Departamento Judicial de San Francisco de Macorís amplió la tarde de hoy por tres meses más la medida de coerción impuesta a Marlín Marínez, vinculada al al asesinato de la adolescente embarazada Emely Peguero, el cual se acusa como autor material a su hijo, Marlon Martínez.

El tribunal “ratifica la medida de coerción contra Marlín Martínez, consistente en prisión preventiva, renovando la misma por espacio de tres meses más, con fecha de vencimiento el día 28 de febrero del año 2018″, señala la sentencia leída en la sala de audiencia.

Precisa que la revisión obligatoria de la esta decisión deberá ser conocida el lunes 26 de febrero del 2018, a las 9 de la mañana.

Martínez, una ex alcalde quien al momento del asesinato ostentaba el cargo de subdirectora de Pasaportes del gobierno de turno, cumple la prisión preventiva en la cárcel Rafey-Mujeres, en Santiago.

Está acusada de pagar para encubrir el cadáver de la adolescente, quien de acuerdo al informe forense, murió por hemorragia interna del útero por aborto inducido y golpe contundente en la cabeza con hundimiento del cráneo, presuntamente provocado por Marlon, quien era su novio.

Amor por su nieto. Mientras que Genaro Peguero, padre de Emely, expresó que si Marlín Martínez no fue capaz de tener amor por su nieto, en referencia al bebé que llevaba su hija en el vientre, no tendrá consideración por ningún otro ser humano que la rodea.

“Y siempre he dicho que en la selva de África, los leones cuidan sus crías, lo suben al palo más alto donde otro no se lo pueden comer. Sin embargo ella, al matar su nieto, no merece ni que lleve el nombre de madre, esa es una animal”, expresó el agricultor al ser abordado por los medios en las afueras del tribunal.

Sostuvo que la imputada debería estar durmiendo con los cerdos y no en una habitación húmeda, como ella ha revelado. “Consideración, a quién? si pueda acabar con la vida de ustedes, con la vida de cualquier ser humano”, dijo.

Aseguró que el mayor sufrimiento de Martínez es que, luego de “tantas cosas grande que ella ha hecho”, nunca lo había pagado, y “una familia pobre, humilde, la tiene donde la tiene”.


COMENTARIOS