Tribunal homologa acuerdo que procura fortalecer investigación del asesinato de Emely Peguero

El Primer Juzgado de la Instrucción de San Francisco de Macorís homologó el acuerdo suscrito entre el Ministerio Público y el imputado Simón Bolívar Ureña Álmanzar, alias “Boli” o “Machú”, en el transcurso de la investigación que lleva a cabo el órgano persecutor por el asesinato de la adolescente embarazada, Emely Peguero.

El Ministerio Público asegura que con la validación del acuerdo fortalecerán la investigación que realizan y aseguran aún más la justa sentencia contra los principales sospechosos del crimen, Marlon Martínez y su madre Marlin Martínez, ambos hoy con medidas de coerción de prisión preventiva que cumplen en diferentes centros de la región norte del país.

Dicho acuerdo, señala que fue suscrito en base al artículo 370.6 del Código Procesal Penal, que establece el criterio de oportunidad si el imputado colabora eficazmente con la investigación o proporciona información útil para probar la participación de otros imputados.

La información fue ofrecida por medio de un comunicado de prensa, el cual destaca en ese orden, que todas las partes querellantes estuvieron de acuerdo con esta estrategia y que el imputado se comprometió a colaborar con la investigación, brindar información para evitar la actividad criminal, ayudar a esclarecer el hecho investigado u otros conexos y proporcionar información útil para probar la participación de otros y así fortalecer el caso en contra de los otros co imputados logrando una justa condena.

El MP indicó que con la firma y aprobación del documento se dispuso el cese de la medida de coerción, en este caso la prisión preventiva que guardaba Ureña Almánzar en el Centro de Corrección y Rehabilitación Vista al Valle, de San Francisco de Macorís, por su vinculación a este lamentable asesinato que ha causado gran conmoción y pesar a nivel nacional e internacional.

El inculpado Ureña Almánzar se presume que participó en el ocultamiento del cadáver de la joven Emely Peguero, de 16 años de edad, con la intención de desaparecerlo y que posee información relevante que permitirá fortalecer el caso y lograr condenas.

En el transcurso de las investigaciones se estableció que ese imputado habría participado junto a la imputada Marlin Martínez en el traslado del cuerpo de la joven, cuyo cadáver fue encontrado varios días después de que fuera reportada como desaparecida en el mes de agosto del pasado año en la comunidad La Guama del municipio Cayetano Germosén, en la provincia Espaillat.