Trump acusa al Departamento de Justicia de estar en su contra

A1

El presidente Donald Trump acusó el martes a su propio Departamento de Justicia de formar parte de lo que calificó como un “estado profundo” y urgió a las autoridades estadounidenses a procesar judicialmente a un ayudante de alto rango de la exsecretaria de Estado Hillary Clinton y al exdirector del FBI James Comey. Según Trump y sus partidarios, el “estado profundo” es un aparato encargado de la aplicación de las leyes federales que presuntamente forma parte de una burocracia arraigada que nunca quiso que él fuera elegido como presidente de Estados Unidos y que ahora está trabajando activamente para socavar su presidencia.
Los tuits más recientes de Trump presionaron a favor de posturas ya conocidas del presidente norteamericano, quien está a punto de comenzar su primer año completo en el cargo luego de una victoria legislativa con su reforma tributaria, pero todavía está pendiente sobre su gobierno la investigación sobre el involucramiento ruso en la campaña que le dio la victoria en las elecciones de 2016.
“La principal asistente de la deshonesta Hillary Clinton, Huma Abedin, ha sido acusada de ignorar los protocolos básicos de seguridad. Puso contraseñas clasificadas en manos de agentes extranjeros”, escribió Trump en Twitter, en una aparente referencia a un informe del diario conservador Daily Caller.
Trump también tuiteó el martes que las sanciones de Estados Unidos contra Corea del Norte estaban teniendo un “gran impacto” y que él fue el responsable de haber prevenido muchas muertes en la aviación comercial durante 2017. Trump escribió sus tuits luego de regresar a Washington de sus vacaciones de fin de año en Florida. Le espera una agenda difícil de retos legislativos, la campaña para las elecciones del Congreso y diversas crisis internacionales. El mandatario inauguró el segundo año de su presidencia con tuits combativos contra Irán y Pakistán.
El martes temprano tuiteó que “el pueblo de Irán finalmente se está alzando con ese régimen brutal y corrupto. Tanto dinero que el presidente Obama le dio tontamente, ellos lo usaron para terrorismo y para enriquecerse. Y el pueblo se muere de hambre, sufre una inflación descontrolada y violaciones de derechos humanos íEstados Unidos los está observando!”.
Adicionalmente, el lunes había tuiteado acusando a Pakistán de “engaños y fraude” y de “pensar que somos unos tontos” al no aplicar más medidas contra el terrorismo. El ministro de relaciones exteriores de Pakistàn, Khawaja Asif, respondió en Twitter que su país dejará en claro “la diferencia entre la realidad y la ficción”.