Trump da un giro y favorece cumbre Kim

A1

El presidente estadounidense, Donald Trump, se mostró ayer optimista sobre la realización de la cumbre con el líder norcoreano, Kim Jong Un, menos de 24 horas después de haber cancelado la cita del 12 de junio en Singapur. “Incluso podría ser el 12. Estamos hablando con ellos ahora”, dijo Trump a periodistas. “Ellos realmente quieren hacerla. Nosotros queremos hacerla”. “Veremos qué pasa”, añadió, repitiendo una frase que usa constantemente.
Corea del Norte manifestó más temprano su disposición a hablar con Estados Unidos “en cualquier momento”, una declaración que Trump celebró como “cálida y productiva”. “Es una muy buena noticia (…) Pronto veremos hacia dónde vamos, esperemos que hacia una larga y duradera prosperidad y paz. Solamente el tiempo (y el talento) lo dirán!”, tuiteó.
En tanto, el secretario estadounidense de Defensa, James Mattis, reforzó la ilusión de un encuentro de última hora. “Los diplomáticos siguen trabajando sobre la posibilidad de esa cumbre”, señaló.
La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, se limitó a comentar que “si la reunión ocurre el 12 de junio, estaremos listos”. A su vez el secretario de Estado, Mike Pompeo, mantuvo un contacto con el canciller de Corea del Sur, Kang Kuyng-wha, y en ese diálogo los dos diplomáticos acordaron mantener la coordinación en esfuerzos para crear condiciones para diálogo con Corea del Norte.


COMENTARIOS