Trump deberá responder preguntas a demócratas

Donald Trump
Donald Trump

El presidente Donald Trump pronto recibirá algo que no esperó de un Congreso liderado por los republicanos: órdenes, respaldadas por citaciones, para que los funcionarios respondan preguntas sobre políticas controvertidas, como el envío de miles de tropas a la frontera de Estados Unidos con México.
Ahora que los demócratas obtuvieron el control de la Cámara de Representantes de Estados Unidos podrán obligar a los funcionarios de la administración a declarar y presentar documentos.
Eso someterá la toma de decisiones de Trump, así como sus finanzas personales y posibles conflictos de interés, a un examen público y privado más profundo por parte de comités clave, en tanto el enfoque nacional cambia hacia la elección presidencial de 2020.
“El pueblo estadounidense votó para otorgar a la Cámara de Representantes un mandato para realizar una supervisión creíble, independiente, sólida y responsable de la administración de Trump”, señaló el representante Elijah Cummings, de Maryland, quien probablemente será el presidente del Comité de Supervisión.
“No es que nos vayamos a volver locos con citaciones. Pero puede parecer que sí porque estamos saliendo de una sequía de dos años sin citaciones”, declaró el representante Gerald Connolly de Virginia, el principal demócrata en el subcomité de Supervisión de las operaciones del gobierno.
Los demócratas dicen que quieren seguir explorando las preguntas que no han sido respondidas sobre la interferencia rusa en las elecciones de 2016 y terminar con lo que llaman una campaña de los republicanos de la Cámara de Representantes para socavar la investigación en curso del fiscal especial Robert Mueller; sin embargo, los líderes demócratas también restan importancia a las predicciones republicanas de que tratarán de destituir al Presidente.
Durante los últimos dos años, los republicanos han sometido a Trump a una supervisión relativamente baja, rechazando la mayoría de las solicitudes del partido minoritario.
Los demócratas dicen que eso cambiará casi de inmediato cuando se inaugure el 116º Congreso el 3 de enero. Tienen una lista muy larga de temas que planean examinar, incluida la desregulación financiera, los intereses comerciales de Trump y la interferencia electoral de Rusia.
El representante Adam Smith, del estado de Washington, que probablemente se convertirá en presidente del Comité de Servicios Armados, dejó en claro que uno de los primeros temas sobre los que quiere que la nueva Cámara de Representantes de mayoría demócrata celebre audiencias es sobre los despliegues de tropas en la frontera con México.
Smith y más de otros 100 demócratas en ejercicio de la Cámara de Representantes ya enviaron una carta al secretario de Defensa, James Mattis, en busca de respuesta.