Trump eximiría México, Canadá de arancel acero con TLCAN justo

“Los aranceles al acero y el aluminio solo bajarán si se firma un acuerdo TLCAN nuevo y justo”, dijo el

El presidente Donald Trump dijo que Estados Unidos no reducirá los aranceles al acero y el aluminio para México y Canadá a menos que los dos países acepten reformular el TLCAN con términos que sean justos para su país.

“El TLCAN, que está siendo renegociado en este momento, ha sido un mal acuerdo para EE.UU. Traslado masivo de empresas y empleos”, dijo el Presidente en Twitter el lunes. “Los aranceles al acero y el aluminio sólo bajarán si se firma un acuerdo TLCAN nuevo y justo”.

Canadá debe tratar a los agricultores estadounidenses “mucho mejor”, y México debe evitar que las drogas ingresen a EE.UU”, agregó. Es la última señal de que el plan de Trump para imponer altos aranceles sobre el acero y el aluminio está eclipsando las negociaciones para reformular el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).
La intervención del Presidente puede complicar un proceso que ya tenía pocos avances en los temas más conflictivos.

Hasta hace poco, la investigación estadounidense a los riesgos para la seguridad nacional del acero y el aluminio se ha considerado por separado de las discusiones de TLCAN.
Durante el fin de semana, los asesores de Trump no dieron señales de que algún país sería eximido de los aranceles.

La séptima ronda de negociaciones finaliza el lunes en Ciudad de México, y el representante comercial de EE.UU., Robert Lighthizer, se reunió con el secretario de Economía mexicano, Ildefonso Guajardo, y la Canciller canadiense, Chrystia Freeland, pocas horas después del comentario de Trump en Twitter. Los tres funcionarios ofrecerían una conferencia de prensa en la tarde.

La decisión de Trump sobre los aranceles se conoció el jueves en medio de las conversaciones, y tomó a los negociadores desprevenidos.
El domingo, altos asesores comerciales de Trump dijeron que el presidente no quiere que ninguna nación sea eximida de los aranceles, que se impondrán tan pronto como esta semana.
Canadá, el mayor proveedor de acero y aluminio de EE.UU. y México, la cuarta fuente de acero, han pedido ser eximidos, y ambos dijeron que responderán si Trump los incluye en los aranceles.

En las conversaciones del TLCAN en Ciudad de México, los negociadores llegaron a acuerdo en otras dos áreas y discutieron detalles de la idea de Canadá de modificar la forma en que se mide el contenido regional de los automóviles. Sin embargo, el trabajo en el tema de los autos, que puede ser la clave para todo el acuerdo, ha sido lento.
Ahora parece imposible que los negociadores cumplan su objetivo de llegar a un acuerdo antes de fin de mes, especialmente en medio de la perspectiva de una escalada de las tensiones comerciales por la disputa del acero.

El anuncio de Trump de que planea imponer aranceles de 25 por ciento al acero importado y 10 por ciento al aluminio cayó como una bomba durante la séptima ronda de conversaciones del TLCAN, provocando improperios de al menos un negociador y ensombreciendo los complejos esfuerzos por actualizar el acuerdo de 24 años.

Los temas más controvertidos incluyen una propuesta que requiere aumentar la fabricación de automóviles en EE.UU., barreras estacionales para productos agrícolas, acceso a contratos de compra de EE.UU., mecanismos de resolución de disputas y una cláusula que terminaría el tratado después de cinco años.
Se esperaba que las reglas para el contenido de automóviles jugaran un papel prominente la semana pasada, pero el principal negociador de EE.UU. sobre el tema fue llamado rápidamente de regreso a Washington el primer día de conversaciones para reunirse con representantes de compañías automotrices estadounidenses. Los negociadores ahora planean programar más discusiones sobre el tema antes de la próxima ronda formal de negociaciones.
En la Ciudad de México, los negociadores terminaron el trabajo sobre mejores prácticas regulatorias y transparencia, y también alcanzaron un acuerdo sobre reglas para la industria química, según personas familiarizadas con las conversaciones, que pidieron no ser identificadas porque las negociaciones son privadas.

Los negociadores completaron cinco de las aproximadamente 30 áreas temáticas, conocidas como capítulos, que probablemente se incluyan en el acuerdo actualizado. Aun así, dicen que se han obtenido importantes avances en otras áreas.