Trump llega China en continuidad de gira por varios países

A1

El presidente estadounidense, Donald Trump, inició ayer en Pekín la etapa más delicada de su gira asiática, dedicada principalmente a forjar un frente común contra las ambiciones nucleares de Corea del Norte.
Trump pudo visitar de forma privada la Ciudad Prohibida y asistió a una representación de ópera en sus primeras horas en la capital china, a la que llegó procedente de Seúl, para una visita de poco más de 48 horas. Hace justo un año, cuando Trump era aún candidato a la presidencia de Estados Unidos, China era uno de sus villanos favoritos, un país al que acusó de haber “robado” millones de empleos norteamericanos. En las últimas semanas, Trump elogió sin embargo a Xi, del que espera ayuda en su cruzada contra Corea del Norte.
“Espero con mucha impaciencia entrevistarme con el presidente Xi, que acaba de obtener una gran victoria política”, dijo Trump en un tuit pocas horas antes de llegar a Pekín. El presidente estadounidense se refería al nuevo mandato de cinco años obtenido por Xi en el reciente congreso del Partido Comunista de China (PCCh). Xi dijo por su lado que esperaba resultados “positivos e importantes” de la visita. Aunque China aprobó las últimas sanciones de la ONU contra Corea del Norte y prometió aplicarlas, Washington le pide que haga más para asfixiar económicamente a Pyongyang.


COMENTARIOS