Trump promete frenar la ayuda a países de pandilleros

A1

Al describir la violencia perpetrada por integrantes de la pandilla MS-13 con detalles espantosos y escalofriantes, el presidente Donald Trump prometió ayer detener la ayuda financiera estadounidense a los países de criminales que logran ingresar a EEUU, que será un cambio “radical” de las prácticas actuales.
“Vamos a hacer algo donde cada vez que alguien venga de cierto país, vamos a deducir una gran cantidad del dinero que le damos en ayuda, si es que le damos algo de ayuda”, dijo Trump durante una mesa redonda sobre la MS-13 en Long Island, Nueva York, a la que asistieron funcionarios locales y federales.
Funcionarios de la Casa Blanca no respondieron a preguntas sobre a qué países aludía o que tan avanzado estaba el plan.
Trump defendió su referencia a los pandilleros de la MS-13 como “animales”. Él y otras personas resaltaron una serie de decapitaciones, ataques con hacha, palizas y otros delitos espantosos que las autoridades del orden atribuyen al grupo.
“Los llamé animales el otro día y me reprocharon”, dijo Trump, en referencia a la crítica de los demócratas. Mencionó específicamente a la líder de la bancada minoritaria de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, a quien le atribuyó haber dicho que incluso los pandilleros son personas. “Ellos no son personas”, dijo Trump. “Ellos son animales y tenemos que ser muy, muy duros”.
Pelosi había opinado de manera más amplia sobre la retórica y políticas de Trump dirigidas a inmigrantes, incluyendo cambios que el gobierno quiere hacer y que podrían hacer que más niños sean separados de sus padres al cruzar la frontera de manera ilegal.


COMENTARIOS