Tu viejo mueble, como nuevo

3C_¡Vivir!_12_Decorando,p01

La idea de algo nuevo en tu decoración siempre es emocionante, estrenar parece ser la única salida a cambiar el aspecto de un área… Pues no, antes de deshacerte definitivamente de algún mueble en casa, presta atención a la nueva tendencia de reinventar, de hacer de lo viejo algo nuevo.
Ya sea que renovaste un espacio y una vez agotado el presupuesto te das cuenta de que falta de alguito más y lo que tienes en casa no va con el nuevo decorado, o que no sabes qué hacer con esa vitrina que ya no se usa o aquellas mesitas que están desahuciadas, la idea es cambiar el aspecto y hasta el estilo de esa pieza hasta convertirlo en algo completamente diferente y útil.
No te digo que tienes que ser un experto en bricolaje y tener master en manualidades, es solo intentarlo. Una vitrina que hace años ya no se usa, puede ser el complemento perfecto para tu comedor, podrías guardar la vajilla de manera que se luzca y en las gavetas las servilletas, manteles y cosas que se usan menos. Pero está fea…, ¿que te parece darle unas manos de pintura y cambiar los tiradores? te aseguro que te llevarás una sorpresa. Si está bien de acabado y color, tal vez no te gusta el fondo del interior, que se ve desgastado, ¡pues a buscar un bonito papel y ya! Belleza de inmediato.
Tal vez te enamoraste de esa bufetera de revista, pero tu presupuesto solo llega a una muy parecida de una tienda genérica. En ese caso basta volver a las latas de pintura y dar un acabado parecido, pasa igual con los espejos, en ocasiones basta con cambiar el marco a uno que ya tenemos y puede funcionar perfectamente.
Los profesionales recomiendan sacar las gavetas para pintarlas aparte y que queden como de fábrica, igual si tiene puertas, lo mejor es hacerlo por separado y esperar que sequen bien para colocar bisagras nuevas o tiradores. Hay muchos videos en internet de cómo hacer terminaciones “antique” o modernas, puedes hacerte con unos cuántos antes de tratar, y siempre puedes llamar esa amiga o ese vecino a quien le encanta inventar.
La utilidad te da algo nuevo al instante, si ya no usas esas mesitas laterales de la sala, ahora pueden ser tus nuevas mesas de noche, ¿y quién dijo que una bufetera no puede ser un mueble recibidor? Seguro que has visto repisas y gaveteros antiguos convertidas en lavamanos.
¡Y si enmarcas esa alfombra? Seguro tendrás ese cuadro de impacto que andas buscando. Cambia las pantallas a las lámparas y las puedes usar como nuevas. No te cierres, a lo mejor no te encanta a primera vista pero imaginártelo en colores vibrantes como el turquesa o el amarillo.
Cuidado con aquellas cosas que ya no tienen remedio, lo que no se puede reparar, se va.