UBS revive expectativas de recompra de acciones

El máximo ejecutivo de UBS Group AG, Sergio Ermotti.

El máximo ejecutivo de UBS Group AG, Sergio Ermotti, está reviviendo las expectativas de los inversores de una recompra de acciones porque las contenciones de capital del banco repuntaron y crecieron las ganancias.
La razón de capital CET1 del banco subió de 13,5% en el segundo trimestre a 13,7% en los tres meses terminados en septiembre. UBS prometió retornar por lo menos la mitad de sus ganancias netas a los inversores siempre y cuando la razón se mantenga arriba de 13 por ciento.
Crecieron los ingresos por la administración de riqueza internacional; los márgenes netos, una medición fundamental de la rentabilidad, no presentaron grandes cambios respecto al segundo trimestre.

“La diversificación de capital ha añadido brillo a toda la empresa”, escribió David Moss, gestor de fondos en BMO Global Asset Management en Londres, en una respuesta por email. “UBS ha producido en general un sólido conjunto de resultados y razones de capital mejores que las esperadas”.
Y añadió que tiene “gran confianza” en el dividendo, pero considera que la recompra de acciones está un poco lejana.

Ermotti mantiene la perspectiva de retornar más fondos a los inversores si bajan los costos legales y reglamentarios del banco. Como ahora UBS necesita menos dinero para requisitos reglamentarios y problemas legales heredados, Ermotti dijo que el banco “terminará” complementando su dividendo en efectivo con una recompra. Con todo, UBS no anticipa que afloje el ambiente político y económico que mantuvo a los inversores alejados de las operaciones.

“Proyectamos que se siga fortaleciendo la recuperación económica global, pero las tensiones geopolíticas y la incertidumbre macroeconómica aún presentan riesgos para la confianza del cliente”, afirmó UBS en el comunicado.
“En particular, los elevados precios de los activos, la incertidumbre respecto a los balances de los bancos centrales y sus políticas para las tasas de interés, factores de estacionalidad y la persistencia de una volatilidad baja podrían seguir afectando la actividad general de los clientes”.

La administración de patrimonios, el principal negocio del banco, aportó 587 millones de francos suizos en ganancias antes de impuestos, frente a 504 millones un año atrás, en tanto los inversores mostraron más apetito por riesgos. Las estimativas compiladas por la compañía indicaban que el banco informaría 583 millones de francos en ganancias para la división y 897 millones de francos en total.

La división de valores de Andrea Orcel contribuyó 269 millones de francos en ganancias antes de impuestos, frente a 161 millones de francos un año antes, pese a una menor volatilidad, impulsada por las divisiones de acciones y asesoramiento.