UE cita obstáculos que persisten para la inversión en RD

Desde la

La modificación unilateral de contratos por el Gobierno, la ilegalidad de títulos de tierras, la tardanza y desacato de las decisiones judiciales y los cambios aduanales son los principales obstáculos para la seguridad jurídica de la inversión extranjera en la República Dominicana.
Así lo manifestaron representantes de la Unión Europea en el país, quienes abogaron porque la nación supere estas debilidades para atraer mayores inversiones.
Durante el Almuerzo del Grupo de Comunicaciones Corripio el tema fue tratado por Gianluca Grippa, embajador y jefe de la Delegación Europea en el país; Dolores Romeo, jefa de la Sección Política y Comunicación; Agnieszcka Osiecka, jefa de la Sección Comercial; René Pérez, representante regional para el Caribe del Banco Europeo de Inversiones y José Izarra, jefe de la Sección Cooperación.
Grippa y Osiecka indicaron que ha habido casos que el Gobierno modifica contratos ya suscritos, son interrumpidos o estos no se cumplen. En el caso de la tierra señaló que al parecer en el país no existe un registro confiable, ya que un terreno puede tener varios propietarios.
En el ámbito de la justicia, señalaron que los procesos judiciales toman mucho tiempo y hay fallos que no se acatan, afectando un inversionista que debe esperar meses o años a que se reconozca su derecho.
Mientras que el cuarto obstáculo se refirieron a barreras técnicas como un cambio repentino de la clasificación arancelaria en Aduanas o la exigencia de documentos adicionales, lo cual afecta una exportación que tiene que tardar y pagar más por almacenamiento.
Grippa indicó que esto afecta la imagen del país en el mercado internacional.
“Cuando se han hecho algunas misiones para promover las exportaciones en dominicana y también la inversión, circulan por supuesto en el ámbito internacional, algunos temores en el cumplimiento del lado administrativo y jurídico y por tanto la protección que pueda tener un inversionista”, manifestó.
Grippa y Osiecka se rehusaron identificar empresas envueltas en esas situaciones, tras aclarar que no se trata de la generalidad de los inversionistas que son afectados. “Hay ese tipo de casos que no tienen que ver con la ley en sí misma sino con la aplicación”, dijo Grippa.
Exportar más. Grippa indicó que todas las áreas de cooperación han verificado un compromiso de Gobierno y una alta tasa de implementación de los proyectos. Sin embargo existen debilidades a nivel comercial.
Señaló que el país debe aprovechar más el Acuerdo de Asociación Económica (EPA, por sus siglas en ingles) para lo cual han ayudado a productores en el cumplimiento de las estrictas reglas sanitarias y fitosanitarias.
Afirmó que en ocasiones los productores cumplen, pero luego bajan el nivel y los productos son devueltos, lo que provoca merma en las exportaciones. “Significa mantener ese nivel de satisfacción en el tiempo”, señaló.
Mientras que Pérez recalcó que el país debe trabajar para reducir el déficit del sector eléctrico, los problemas de agua y saneamiento, así como mejorar la penetración financiera hacia toda la población. Asimismo aumentar la capacidad frente a emergencias.

Cooperación. Grippa reiteró la importancia de la cooperación europea en el país, la cual comenzó a partir del 15 de diciembre del 1989 cuando la República Dominicana junto a Haití firmaron el acuerdo de Lomé.
Dijo que hasta la fecha se ha entregado al país cooperación no reembolsable por más de 1,000 millones de euros en sectores como la administración pública, gobiernos locales, educación, pequeñas y medianas empresas, reducción de riesgos, derechos humanos, igualdad de género, fortalecimiento a la sociedad civil, medio ambiente y cambio climático.

Con relación al cambio en la cooperación europea en el país con relación a los inicios y ahora que es una nación de renta media, Grippa cree que debe ir a otras áreas.
“Hace 25 años había necesidad de apoyo sobre infraestructura física ahora es algo que gracia al crecimiento económico, aunque sigue habiendo necesidades, pero es algo que no necesariamente se necesita apoyo de donaciones es algo que se puede hacer de otra manera con presupuesto nacional o con préstamos”, dijo.
Señaló que a partir del 2020 con el fin del acuerdo de Cotonou, habrá un cambio de relación de donante- receptor y será más entre pares en la cual se intercambian experiencias y proyectos conjuntos.
Mientras Izarra añadió que la Unión Europea sigue las políticas que el propio Estado dominicano ha establecido a través de la Estrategia Nacional de Desarrollo (END) y acorde con los Objetivos de Desarrollo Sostenibles. “Es decir, que lo que tratamos para que la ayuda sea más eficaz es apoyar los esfuerzos que hace el Gobierno de la República Dominicana es seguir el ritmo de crecimiento y de progreso”, explicó.


COMENTARIOS