Un acuerdo que pudiera ser muy prejudicial

JOSÉ ANTONIO MARTÍNEZ ROJAS

Vamos a partir de la premisa, que como cultivadores de cacao que somos, debemos defender cualquier acción tendente a causar un daño –aun indirecto–, al cultivo del teobroma cacao, unos de los pilares importantes de la producción de divisas del país, por ser el segundo en importancia dentro de los llamados productos tradicionales de exportación.
El presidente Danilo Medina, en su visita oficial a la isla de Jamaica del 27 al 28 del mes de noviembre, suscribió un “Memorándum de Entendimiento sobre “Turismo Multidestino” con el Primer Ministro de la isla, honorable Andrew Holmes, quien se comprometió a enviar una delegación a la Feria Caribeña que será celebrada en nuestro país del 6 al 9 de marzo de 2018, en el marco de “hub” Caribe.
En reciprocidad, nuestro Presidente fue condecorado por el Primer Ministro, quien además le solicitó que se incrementen las relaciones comerciales y de inversión mutuas, para que exista una verdadera política de cooperación y solidaridad entre ambos países. De su parte, el presidente Medina pidió a su homólogo, la colaboración del gobierno de Jamaica, para apoyar una misión comercial de alto nivel de la República Dominicana, que tiene planeado hacer un recorrido próximamente por el Caribe.
De su parte, los países pertenecientes al Caricom y ciertas islas caribeñas, protestaron por las cordiales atenciones prestadas al mandatario dominicano por las autoridades jamaiquinas, alegando que la República Dominicana es un país racista que ni siquiera honra el acuerdo para la legalización de los extranjeros, principalmente haitianos que se encuentran indocumentados en el país, no obstante ser la República Dominicana la que mayor ha dado ayuda al pueblo haitiano y sus nacionales, los cuales incursionan en nuestro territorio, sin tener un documento de identidad, el cual les es suministrado, a cargo de los impuestos que pagan los dominicanos. Por el contrario, esas islas, no solo deportan a los haitianos, sino que los encarcelan y les dan un tratamiento esclavizante.
Al parecer, nuestras autoridades están ajenas a que últimamente ha surgido un brote de moniliasis en Jamaica que de no ser controlado a la brevedad, hará que en poco tiempo la cacaocultura desaparezca en ese país. Esta mortal enfermedad, que solo ataca la mazorca, es de muy difícil erradicación y los países que han podido medianamente controlarla como Ecuador y Perú, han gastado ingentes recursos económicos, los cuales no posee la República Dominicana.
El principal vector para la propagación de una plaga en materia agrícola es el ser humano. Por eso, a los viajeros o turistas que provengan de Jamaica, se les debe impedir visitar plantaciones cacaoteras, porque se han dado casos insólitos, en donde la mortal enfermedad ha sido infectada intencionalmente en las plantaciones cacaoteras visitadas por individuos disfrazados de turistas. Por lo tanto “ojo al santo”.
Los expertos han calculado, que si se detecta un brote de moniliasis en la República Dominicana se perderían en el primer año unas 20,000 toneladas, lo cual significa una cuarta parte del actual promedio de exportación. A un precio módico de US$2,000 la T.M., la no deleznable suma de US$57,000,000.00. Esta cifra podría ser solo un indicativo aproximativo, lo cual dependerá de la capacidad que tengan nuestros técnicos para enfrentar con cierto éxito esta enfermedad catalogada como el “cáncer del cacao”.
No queremos ser pájaros de mal agüero, ni menos ser una traba al turismo bilateral con Jamaica, pero sí debemos enfatizar que nuestras autoridades sanitarias deben ser drásticas cuando sepan que un turista proveniente de la bella Jamaica ha visitado una plantación de cacao. En ese caso, sin tratar de afectar directamente el acuerdo bilateral firmado por ambos mandatarios, la obligación de los inspectores sanitarios, sería desinfectar al individuo y de éste no permitirlo, simplemente negarle la entrada y devolverlo a su lugar de origen. Esto nos originará más encono, sobre todo si el visitante es ciudadano de una de las islas pertenecientes al la Comunidad del Caribe (Caricom). Hacemos voto porque esto no suceda, ya que entonces se presentaría la disyuntiva, o el cacao o el turismo. Que el señor nos coja confesados.


COMENTARIOS