Un año de prisión preventiva muerte policía

Velatorio del raso asesinado

Un año de prisión preventiva le fue impuesto ayer a los cuatro acusados de asesinar a un raso de la Policía y a su hijo que cargaba en brazos.
Joan Flores Usbaldo, Héctor Sánchez Disla, Keiro Félix y Paula de la Cruz fueron responsabilizados por las autoridades de provocar la muerte del policía Paúl Encarnación Mejía, y la de su hijo de 2 años, Marcos Encarnación Báez.
Los tres hombres estarán confinados en la Penitenciaría Nacional de La Victoria, mientras que la mujer irá a la cárcel de Mujeres en Najayo.
La medida de coerción a los cuatro le fue impuesta por el juez de la Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional, Bernardo Coplin, a solicitud de la Fiscalía, que los acusa de asesinato y asociación de malhechores.
El hecho en que falleció el raso de la policía y su hijo ocurrió el pasado 30 de octubre, mientras este se encontraba sentado en el frente de su residencia localizada en el sector Los Guaricanos, en Santo Domingo Norte.
De acuerdo con informaciones de las autoridades, fue atacado a tiros por dos hombres que iban abordo de una motocicleta.
Ambos heridos fueron trasladados al hospital Doctor Ney Arias Lora donde el padre murió el mismo día, y su hijo al siguiente.
Mujer prestó arma homicida. A Paula de la Cruz se le acusa de ser la persona que prestó el arma de fuego con la que se perpetró el asesinato de Encarnación Mejía.
Dicha arma había sido facilitada supuestamente para cometer otro asesinato del cual no se han ofrecido detalles.
Matan un quinto implicado. La Policía informó ayer la muerte a tiros de un quinto implicado en el caso del raso policial Encarnación Mejía.
Se trata del joven José Taveras, de 21 años de edad, quien supuestamente fue muerto por una patrulla policial cuando se resistió a ser arrestado.
Este otro hecho ocurrió en el sector de Cristo Rey.
Las investigaciones del caso están a cargo de la Dirección Central de Investigaciones (Dicrim).


COMENTARIOS