Un buen ciudadano canino

20_03_2017 HOY_LUNES_200317_ ¡Vivir!3 C

GINA LÓPEZ NÚÑEZ
gina.lopeznunez@gmail.com
w w w. lapaginard .com.do
@GinaLopez

A esar de tener a Nico, no sabía qué significaba BCC, es la sigla de buen ciudadano canino. Su objetivo es asegurar que nuestro perro puede ser un miembro respetable de la comunidad, porque ha sido entrenado para comportarse como un ciudadano canino ejemplar en casa, en sitios públicos y ante la presencia de otros perros. El programa consta de dos partes: primero enseñar al propietario a ser un dueño responsable y segundo, certificar que su perro posee el comportamiento social adecuado para ser miembros confiables y disciplinados en las ciudades donde habitan. ¿Un bono extra? Es entretenido y útil, y durante el entrenamiento puedes establecer un vínculo más estrecho con tu mascota. En nuestra ciudad los cursos los están impartiendo los sábados en El Arca, del supermercado Bravo, donde pueden inscribirse directamente.
Es hora de unirnos al cambio. Más de 60 países cuentan con estos programas de educación. ¿La recompensa? que los perros logren una integración a la sociedad junto a dueños responsables. (“It takes two to tango”, no?).
El respeto y el amor hacia las mascotas es una filosofía de vida. Y para Royal Canin es una misión concienciar a la población acerca del cuidado responsable, siendo éste un firme peldaño en la construcción de una cultura abierta a la integración de los animales a la sociedad. Por algo se dice que las cosas se parecen a sus dueños, ¿no?


COMENTARIOS