Hoy Digital

Un documental le pone rostro a los “héroes” de gastronomía mexicana

México. 
El chef Alfredo Oropeza presentó ayer “Tributo al productor”, un documental que intenta poner rostro a los “héroes detrás de la gastronomía mexicana”, los agricultores y pescadores, así como contribuir a que la gente sepa qué ocurre en el proceso por el que los alimentos llegan de la naturaleza a la mesa.
“Lo que queremos es mostrar ese primer eslabón del que casi siempre nos olvidamos”, afirmó en una entrevista el chef.
En esta cinta, que será la primera entrega de una serie dedicada a los productores mexicanos, Oropeza y su equipo se centran en el occidental estado de Colima, uno de los más pequeños de la geografía mexicana, y que “retrata el potencial que tenemos como país”.
Cada vez hay más restaurantes nacionales que son incluidos entre los mejores del mundo; por ejemplo, en la recientemente publicada lista de los 50 Mejores Restaurantes de América Latina en 2017 de la revista británica Restaurant, aparecen doce de todo el país. “Nada de eso podría ser posible sin el trabajo que se realiza en el campo y en el mar, de los agricultores, jornaleros o productores”.
La producción muestra perfiles muy diversos. Por ejemplo, aparece un joven agricultor de 16 años que comenzó a trabajar en el campo a los ocho y ahora tiene “un conocimiento que es digno de transmitir, y lo que quiere es seguir aprendiendo”.
“Hay casos bien variados, pero todos tienen los mismos principios y valores: disciplina, trabajo, amor por su familia y amor por su país”, subraya Oropeza.
En la elaboración del documental, el equipo encontró que los productores, por norma general, quieren continuar con la tradición, y hacerlo de una manera más profesional”, sin caer en las soluciones “rápidas”.
Además de transmitir sus valores, la cinta pretende “provocar las ganas de hacer bien las cosas” en los jóvenes, dado que ese “espíritu” se ha perdido.
El cocinero celebra que, a nivel global, “cada vez más el consumidor se preocupa por saber de dónde viene lo que se lleva a la boca, cómo se ha cultivado el producto, el empaque, el impacto en cuanto a la contaminación, etcétera”.