Un estudio revela jóvenes consumen
energizantes con alcohol, pastillas

POR CARMEN MATOS
Un estudio realizado por estudiantes  de  Medicina del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC) reveló que el 21% de las jóvenes entre 17 y 25 años de edad ha utilizado la píldora “del día después” y de estas sólo un 10% bajo prescripción médica.

Otra investigación determinó que el 47% de los jóvenes de esas edades  toma bebidas energizantes y que en un 25% de los casos mezclan estas bebidas con alcohol, potenciando su efecto  sobre la sangre, con peligrosos efectos secundarios.

Ambos resultados, junto a los de otras 15 indagatorias, fueron dados a conocer ayer en el marco de la 53 Jornada BioINTEC, que organiza la academia con el objetivo promover la investigación científica  y analítica entre los alumnos de nuevo ingreso.

Los hallazgos revelan también que el 6% de las jóvenes consultadas usa la píldora como método anticonceptivo habitual, aunque esta no protege contra las enfermedades de transmisión sexual y el VIH-sida.

El medicamento, conocido además como píldora postcoital, tiene una alta concentración de hormonas, por lo que causa dolor de mamas, náuseas, vómito, mareos, retención de líquidos y sangrado irregular. Para que sea efectiva, debe consumirse en las 72 horas después de la relación sexual sin protección.

Se utilizó una muestra de 63 jóvenes universitarias  en la investigación, realizada por las estudiantes Aída Pérez y Honey Almonte, con la asesoría del decano adjunto del Área de Salud del INTEC, Fernando Arturo Santamaría. 

Las jóvenes solicitaron a las autoridades de Salud Pública controlar la venta del medicamento, y sugirieron que para su expendio las farmacias exijan la presentación de una prescripción médica.

También manifestaron preocupación por la creciente tendencia al abaratamiento de su costo, considerando que hacen al medicamento “más propenso a ser mal empleado”.

El doctor Santamaría consideró que los resultados de la investigación “son un llamado de atención” para que las mujeres que están utilizando la píldora para evitar embarazos sepan que eso las somete a una carga hormonal inmensa que tiene efectos secundarios a largo plazo, que todavía no han sido estudiados.

Indicó que aunque la literatura del medicamento especifica que sólo debe usarse en caso de emergencia o por el fallo de algún otro método anticonceptivo, la mayoría de usuarios no se detiene a leer el documento ni tampoco se informa sobre su uso.

Las investigaciones presentadas en BioINTEC fueron hechas por estudiantes de medicina con asesoramiento de maestros del área de la Salud. Los estudios recibieron el apoyo  del Fondo de Investigaciones de la academia, que aportó RD$150 mil.

BEBIDAS ENERGIZANTES

Las indagatorias que hizo el joven Luis Manuel Santos, de 20 años de edad, arrojaron que el consumo de bebidas energizantes es más común en los bares y discotecas del centro de la ciudad, en el rango de edades entre 17 y 20 años.

Al referirse a su composición, Santos dijo que cada lata tiene entre un 0.8 a 0.10% de cafeína y taurina entre un 0.25 a 0.35%, por lo que recomendó nunca debe excederse las dos latas diarias.

El doctor Santamaría, que también asesoró el estudio de Santos, alertó que  estas bebidas mezcladas con alcohol  son “bombas cardíacas”, que causan taquicardia y temblores, así como daños severos al riñón, hígado y sistema circulatorio.

Dijo que al mezclarse, provocan que el consumidor “no perciba que se está pasado de tragos”, acumulando un porcentaje peligroso de alcohol.