UN GUIÑO AL DESENFADADO ESTILO INDUSTRIAL

13_09_2017 HOY_MIERCOLES_130917_ ¡Vivir!1 C

El estilo industrial sigue conquistando cada vez más éxito en hogares de nuestro país. Para quienes no estén muy claros de a qué nos referimos, estamos hablando de esa tendencia que se basa en la decoración de los antiguos “lofts” neoyorquinos, ubicados en fábricas y locales abandonados.
Por eso, las características de este estilo son las siguientes: espacios diáfanos, abundante luz natural, elementos arquitectónicos al descubierto, uso de materiales nobles, elementos de líneas rectas y sencillas y piezas funcionales.
El color por excelencia es el gris; las texturas, metalizadas. Una de sus grandes ventajas del estilo industrial es que tanto paredes como mobiliario pueden estar en cualquier estado. Pocas personas pueden vivir en auténticos lofts; sin embargo es posible introducir esta tendencia decorativa en nuestros hogares mediante pequeños detalles.

Convierte el gris en protagonista…
En primer lugar aporta sobriedad, pero también elegancia y, además, es muy versátil. El gris genera una atmósfera atemporal y neutra y es fácil combinarlo con casi cualquier color, especialmente con sus complementarios: los tonos tierra.

Aporta sofisticación con un toque de negro
El blanco irradia luz y el negro la atrapa. Es importante saber que, a pesar de ser un color asociado con ambientes fríos, su correcto uso en determinadas zonas de la casa puede ser clave para dar forma a un ambiente industrial con un toque elegante y sofisticado.

Texturas metalizadas
El metal, ya sea en texturas (materiales) o tonos, es esencial en un ambiente industrial.


COMENTARIOS