Un Porsche 356 electrificado

2B_Deportes_25_Autos1,p01

La empresa ‘Electra Meccanica eRoadster’ de Canadá, se ha encargado de transformar un Porsche 356 en un modelo con propulsión eléctrica e imagen exterior original, los cambios importantes del modelo están bajo el bonete con una mecánica amigable con el medio ambiente.
Hablar de restauración es sinónimo de vehículos clásicos renovados por completo pero utilizando piezas originales y manteniendo su estilo.
Esta solución puede resultar adecuada para algunos pero equivocada para otros.
El último ejemplo de renovación con el que nos hemos encontrado generará opiniones contrarias entre los fieles seguidores de una restauración.
Nos referimos a un Porsche 356 o, más bien, al Electra Meccanica eRoadster.
Efectivamente no se trata de un ejemplar original salido de la fábrica, sino de una réplica que ha sido utilizada por esta compañía para dar vida a una realización de proyecto de un auto eléctrico.
En 2016, Electra Meccanica construyó un vehículo de dimensiones reducidas denominado Solo; y ahora, con esta iniciativa han hecho un exclusivo ejemplar de auto eléctrico que toma como base el primer modelo fabricado en serie por Porsche: el 356 Roadster. Un producto que podría pasar perfectamente por un 356 original de combustión interna, pues tanto en el exterior como el interior camuflan los detalles al máximo.
Pero al ser más detallistas nos daremos cuenta de la ausencia de los escapes, los cuales han sido sustituidos por una toma de corriente ubicada bajo la placa trasera.
En el interior, por su parte, todo parece igual a un 356 original.
La gran diferencia la hace un motor eléctrico que sustituye el original y que transforma el auto en un ejemplar completamente respetuoso con el medio ambiente.
Ofrece una potencia de 136 CV caballos y va asociado a un paquete de baterías de 50 kWh de capacidad.
Por el momento se desconoce precio y mercados a los que irá destinado, aunque todo apunta a que Estados Unidos y Canadá serán los seleccionados.