Una ADP exenta de partidarismos

El relevo de dirigencia en la Asociación Dominicana de Profesores como resultado de las elecciones celebradas el pasado miércoles se asoma con el buen signo del compromiso, digno de solemnidad, asumido por la virtual presidenta electa Xiomara Guante de dejar fuera de la gestión que pronto iniciará la bandería partidaria de su procedencia. Abandonar fidelidades a los intereses y estrategias del sectarismo que caracteriza la política dominicana y en la que suelen primar ambiciones personales, sería un triunfo para la sociedad y para los elevados fines de la educación nacional. No es cuestión de abominar de la política como ciencia o arte ni de sus líderes en particular sino de oponerse a la mezcla infame, y tan recurrida en el país, de objetivos claramente contradictorios como son la búsqueda a cualquier precio de posiciones de poder y de obtención de beneficios a costa del Estado y la función de enseñar como parte del sistema público que va en marcha de superar carencias seculares incluyendo la preocupante falta de calidad docente.
En estos tiempos ha primado con singular énfasis una relación conflictiva entre autoridades educativas y el magisterio organizado a pesar de un origen político común. Llega la oportunidad de ajustar posiciones y trabajar unidos en cruciales aspectos en los que debe primar la armonía entre quienes dirigen y los hombres y mujeres que llevan enseñanza a las aulas.

 

Los quince años del Centro León

Desde su fundación, el Centro Cultural Eduardo León Jimenes han sido espacio luminoso de arte y cultura para la sociedad dominicana y aporte altruista y solidario de una gran familia al patrimonio de valores y méritos de la hidalga ciudad de Santiago, cuna de este mismo apellido ligado a actividades económicas de magnitud y proyección nacional.
Un lugar meritoriamente creado sin escatimar recursos ni esfuerzos que a sus quince años de existencia arroja un balance excepcional de actividades y exposiciones museográficas en apoyo al talento, a la diversidad de la producción artística y a la difusión de testimonios útiles a la formación educativa de las generaciones en curso. Saludos y reconocimiento a los forjadores de esta institución que coloca en pedestales y relieve las manifestaciones del espíritu nacional.