Una celebración matizada por dos ricas culturas

Con la danza taiwanesa del dragón y luego a ritmo de merengue, inició la fiesta de celebración del 102 aniversario de la fundación de la República China de Taiwán en el salón Anacaona del hotel Jaragua.

La celebración contó con la presencia de la primera dama de la República, Cándida Montilla de Medina, quien fue recibida por el embajador taiwanés, Tomás Ping-Fu Hou y su esposa Men Yun Hsiao.

También asistieron a la recepeción representantes del cuerpo diplomático acreditado en el país, ministros del gobierno dominicano, empresarios y miembros de la comunidad de Taiwán.

La banda de música de la Armada Nacional entonó las notas musicales de los himnos dominicano y taiwanés.

El embajador Ping-Fu Hou, en su discurso, expresó “desde finales de 1974, la representación de la la República China de Taiwán en las Naciones Unidas fue reemplazada por China Comunista, desde entonces, Taiwán ha venido siendo cada vez más aislada internacionalmente, pero el difícil camino en el área internacional nunca ha impedido la firme determinación del pueblo y del gobierno de Taiwán de mantener el desarrollo de la economía y la democracia”.