Una monja de 98 años aficionada al baloncesto inspira camisetas y muñecos

Chicago. La popularidad de la monja católica casi centenaria Jean Dolores-Schmidt, capellana de los Ramblers, el equipo de baloncesto de la Universidad de Loyola, en Chicago, se ve en el éxito de las camisetas con su cara, su nombre o sus palabras y también en un muñequito de cabeza bamboleante inspirado en ella.

Sobre todo ahora que los Ramblers han llegado a los cuartos de final del torneo National College Athletic Association (NCAA) y tienen este sábado una cita con el equipo de la Universidad de Michigan en San Antonio, los objetos de la hermana Jean-Dolores se venden como pan caliente en las tiendas y por internet.   

Sister Jean, como le dicen en inglés, se dio a conocer porque antes de cada partido bendecía a los jugadores del equipo del que es una ferviente seguidora.   Ahora su fama traspasó las fronteras regionales del Medio Este, ha sido entrevistada en el programa “Good Morning America” y el diario New York Times ha escrito sobre ella.

La Universidad de Loyola ha aprobado 25 diseños de playeras deportivas que contienen citas e imágenes de la monja de 98 años que no se pierde un partido de los Ramblers.

“Reza, trabaja duro y gana” y “Andamos en una misión de Dios” son algunas de las leyendas de las camisetas, pero también hay otras que muestran el nombre y logotipo de los Ramblers con las palabras “Empoderados por la Hermana Jean” en inglés.

Además, una compañía ha hecho un muñequito de la Hermana Jean cuya cabeza se bambolea para colocar como decoración en la sala de los hogares, en la oficina o en el tablero de los automóviles, un juquete conocido como “bobblehead”.

Hasta ahora se han vendido en línea mas de 5.000 “bobbleheads” de la Hermana Jean, a 25 dólares cada uno.   Según anunció cuando salió al mercado el muñequito, todos ingresos que ella obtenga de la venta los donará a las Hermanas de la Caridad de la Bendita Virgen María y al Fondo Atlético de la Universidad de Loyola.