Una presa con agua para riego, otras con bajos niveles por sequía

La presa de Tavera se inició su construcción en el año 1969, a cargo de la empresa norteamericana Emkai, con la participación de una contrapartida de ingenieros dominicanos, el día 27 de febrero de año 1973, el presidente Joaquín Balaguer la inauguró, para convertirse en el primer gran embalse. Esta represa tiene capacidad para 170 millones de metros cúbicos de agua y junto a su gemela Bao, inaugurada diez años después, pueden almacenar 417 millones de metros cúbicos. En esta presa de utilizan las aguas del río Yaque del Norte, en la provincia Santiago. Estas aguas se suministran para el consumo y para energía hidroeléctrica de casi todo elCibao Central, e irriga una buena parte de sus tierras.
Santo Domingo, República Dominicana
Foto : Orlando Ramos/Acento.com.do
Fecha: 28/10/2014
La presa de Tavera se inició su construcción en el año 1969, a cargo de la empresa norteamericana Emkai, con la participación de una contrapartida de ingenieros dominicanos, el día 27 de febrero de año 1973, el presidente Joaquín Balaguer la inauguró, para convertirse en el primer gran embalse. Esta represa tiene capacidad para 170 millones de metros cúbicos de agua y junto a su gemela Bao, inaugurada diez años después, pueden almacenar 417 millones de metros cúbicos. En esta presa de utilizan las aguas del río Yaque del Norte, en la provincia Santiago. Estas aguas se suministran para el consumo y para energía hidroeléctrica de casi todo elCibao Central, e irriga una buena parte de sus tierras. Santo Domingo, República Dominicana Foto : Orlando Ramos/Acento.com.do Fecha: 28/10/2014

Solo la presa Sabaneta, de San Juan de la Maguana, garantiza agua para el riego de la próxima siembra de habichuelas que se inicia en noviembre próximo, reveló ayer el director del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Indrhi), Olgo Fernández, quien afirmó que se debe a la fuerte sequía que afecta las cuencas del país.
Precisó que de las 32 presas grandes que tiene el país, Sabaneta es la única con un alto volumen de agua. Está en la cota 632.09, lo que quiere decir que tiene unos 32 millones de metros cúbicos, que es un volumen aceptado para esa presa.
Las demás presas, como Tavera, Monción, Rincón, Tavera, Hatillo, Bao, Sabana Yegua, Lope Angostura y Sabana Yegua, entre otras, están por debajo de su nivel.
“Esperamos poder recuperarlas”, dijo Fernández, al ser entrevistado en su despacho, y manifestó que por la situación “le estamos llamando la atención a los usuarios del riego”.
Dijo que como prevención “nos hemos reunido con las 32 juntas de regantes y las 8 asociaciones de reforma agraria del país para hacerles saber en cuáles zonas de riego se puede sembrar y en cuáles no. Esto es, tomando medidas preventivas y esperando que como estamos en época de temporada ciclónica, las lluvias nos puedan favorecer en este mes, octubre y noviembre para recuperar las principales presas que están en situación de bajo nivel, para lo cual esperamos llueva en las cuencas”.
Indicó que en las cuencas de los principales ríos no ha llovido, pero estamos haciendo esfuerzos de seguir dando el servicio, fundamentalmente garantizar agua para los acueductos que se nutren de las presas y de los canales, garantizar agua para los cultivos en pie y solo estamos tomando medidas de prevención para la siembra masiva de arroz. Añadió que se está evitando el vitoño.
Señaló que “nos estamos preparando para la siembra de arroz de primavera que comienza en diciembre, y la de habichuela y tomate que son rubros que consumen mucha agua y que son siembras obligatorias”. Azua se prepara para la siembra de tomate (semilleros), los arroceros se preparan para la siembra de primavera que inicia en diciembra y termina en mayo. La habichuela comienza en noviembre y diciembre.
“Vamos a rogarle a Dios que llueva y que los embalses se puedan recuperar para tenerle agua guardada para esas siembras”, añora el director del Indhri.
Reconoció que “tenemos limitaciones de agua. Hay otros cultivos en pie, como banano y plátano, que también necesitan riego. Va a llover, Dios nos quiere a nosotros” los dominicanos.
Julio de Beras. El presidente de la Asociación Dominicana de Hacendados y Agricultores (ADHA), Julio De Beras, recalcó que las regiones Este, Sur y Noroeste del país son afectadas por una fuerte sequía que le está causando daños severos a la producción de leche y carne. Precisó que en en Higüey, El Seibo, La Romana y Hato Mayor, la sequía de unos 3 meses ha bajado la producción de leche en más de 30%.
Pidió a las autoridades mayor atención para los ganaderos de las zonas más afectadas por la fuerte sequía. Dijo además que los caminos vecinales están en malas condiciones, por lo que sus vehículos se dañan con frecuencia, por lo que es necesario que sean reparados.
Agricultura. El Ministerio de Agricultura, a través del Consejo Nacional para la Reglamentación y Fomento de la Industria Lechera (Conaleche), informó que se han entregado más de 17 mil pacas de heno, 3,250 silo bolsas y camiones de agua a asociaciones y cooperativas del Norte, Sur y la Línea Noroeste. En el Sur se han entregado 10,685 raciones de alimentos para ganado en las comunidades del Norte y en la Línea Noroeste fueron donadas otras 6,455 porciones de alimentos para animales.
Ganaderos Puerto Plata. El presidente de la Asociación de Productores Pecuarios del Norte (Apropenor), Valerio Rochield, afirmó que la sequía que abate a Puerto Plata desde hace varios meses ha provocado que la producción de leche haya disminuido en un 60% en esta zona.
Rochield sostuvo que cuando azota una sequía como la que experimentan “nuestros ganaderos, las reses con su genética podrán ser de primera calidad, pero es poco lo que se puede hacer, porque cuando no existe comida no existe forma de producir leche en abundancia”. Dijo que “cuando el ganado es azotado por el hambre y la sequía, no hay genética que valga”.
Observó que para enfrentar esta situación gestionaron con el exministro de Agricultura, Ángel Estévez, “que nos cediera tres mil tareas propiedad del Concejo Estatal del Azúcar (CEA) en el cerrado ingenio Montellano, con el propósito de sembrarlas de pastos para forraje de alimento de nuestro ganado, pero no lograron este objetivo porque dicho funcionario fue nombrado por el Poder Ejecutivo en otra posición oficial”.
Rochield manifestó que con esta cantidad de terreno el sector ganadero no sería blanco de la sequía, porque produciría suficiente pasto para alimentar sus reses, por lo que gestionan con el ministro de Agricultura, Osmar Benítez, que informe al presidente Danilo Medina la situación por la que están atravesando.