Una solución al transporte colectivo en Santo Domingo

Una vez ya planteadas mis inquietudes ante la grave situación del transporte en nuestra ciudad de Santo Domingo y viendo que nos venimos deslizando por una pendiente que de no corregirse a tiempo nos veremos envueltos en un caos sin soluciones prácticas, me he puesto a meditar cómo ciudades en otras latitudes han venido resolviendo sus problemas de congestionamiento de tránsito, aglomeración de personas en las calles sin la mínima posibilidad de llegar a su trabajo o a sus hogares, no importa la hora del día o la noche y por demás la acentuada desesperación que crea la incertidumbre de no poder conseguir en que trasladarse de un lugar a otro de la ciudad.
Los grandes problemas de transporte en las ciudades comienzan imperceptiblemente con su crecimiento poblacional y si se hace un diagnóstico a tiempo, si se cumplen cabalmente las leyes que rigen la ciudad es fácil de poco costo las soluciones de tránsito. Santo Domingo se ha desbordado en todos los sentidos y no existen reglas para contener su crecimiento, por tanto es preciso iniciar los estudios para el diseño de un tren elevado, que partiendo de la zona industrial de Haina, pasando por la periferia de Herrera (Av. Luperón) o la calle Isabel Aguiar, tome la Av. 27 de Febrero hasta la Av. Duarte, siga la Duarte hacia el norte hasta el mercado nuevo (1ra. Fase) y un ramal que parta del cruce de la Av. Duarte con Pedro Livio Cedeño, tome hacia el Este hasta llegar a Los Minas (II Fase). Desde luego que existen varias opciones de las rutas que deberían atenderse en la primera etapa de la implementación del sistema colectivo elevado.