Unión Europea estudia plan para carnetizar en la frontera

Gianluca Grippa, embajador de la Unión Europea.

El embajador de la Unión Europea, Gianluca Grippa, expresó ayer que ese organismo y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) preparan una propuesta para que los residentes en la zona fronteriza sean carnetizados y puedan trasladarse a ambos lados de la isla por razones comerciales o de trabajo.
El diplomático se refirió al tema al destacar los proyectos bilaterales que ejecuta ese organismo en favor de República Dominicana y Haití.
“Estamos evaluando una propuesta con el sistema de Naciones Unidas para dotar de carnés fronterizos, para que de ambos lados se pueda cruzar de manera legal por razones comerciales o de trabajo.
“La idea es que se pudiera desarrollar ese carné fronterizo que permitiría un mejor intercambio, como existe en otros países del mundo donde se puede acceder a determinadas áreas con una carta fronteriza”.
Grippa destacó que se trata de una propuesta de proyecto, una idea que ya existía, la cual debe discutirse con las autoridades dominicanas y haitianas.

Al ofrecer esa información Grippa destacó que no existe ningún plan para fusionar a República Dominicana y Haití, como argumentan grupos nacionalistas.
“Nosotros no tenemos ninguna agenda de fusión entre los dos países. No hay ninguna agenda distinta a la de ayudar a dos Estados distintos que comparten una misma isla y que enfrentan problemas comunes en materia ambiental, de salud, y eso significa diálogo, compromiso y trabajo”.
En ese orden destacó que la Unión Europea desarrolla programas binacionales vinculados a la protección del medio ambiente, específicamente la reducción de riesgos en Pedernales.

Otros programas que se ejecutan tienen que ver con la promoción del comercio y del diálogo entre las dos naciones, refirió el diplomático al destacar que en el pasado ese organismo hizo grandes inversiones para la construcción del área donde opera el mercado binacional, en Dajabón.
Grippa concluyó con ese tema al resaltar que la cooperación debe existir entre los países que comparten fronteras, y de hecho refirió que “al interior de la Unión Europea tenemos programas específicos para las zonas transfronterizas, sin que eso implique refundir países”.
Cooperación se expande. José Izarra, jefe de la sección de cooperación de la Unión Europea, afirmó que la ayuda de ese organismo no se concentra únicamente en Santo Domingo, sino que se lleva a diferentes zonas del país, siempre bajo los programas de desarrollo social y económico que ejecuta el Gobierno en las diferentes regiones.
Esa ayuda, dijo, se extiende hacia los ayuntamientos, porque son los gobiernos locales los que más cercanía tienen con las comunidades.


COMENTARIOS