Urbanistas estiman osado y descabellado llevar estadio a CO

A1

La urbanista Amparo Chantada y el experto en asuntos municipales Waldys Taveras definieron como “osada y descabellada” la sugerencia para que el gobierno construya un nuevo estadio en el Centro Olímpico Juan Pablo Duarte.
Coincidieron, por separado, en que el Centro Olímpico es un patrimonio del pueblo dominicano que no puede ser cedido al sector privado, además de que no soporta más mutilaciones de las que ha sido sometido.
Chantada considera osada la propuesta revelada por el Ministro de Obras Públicas, Gonzalo Castillo, en el sentido de que los equipos de la Liga de Béisbol de la República Dominicana no son entidades públicas sino privadas.
Sostuvo que el Centro Olímpico es una propiedad de la sociedad dominicana desde que el entonces presidente Joaquín Balaguer levantó ese complejo, en 1974, para los XII Juegos Centroamericanos y del Caribe, evento que marcó un antes y un después de la historia deportiva dominicana.
Recuerda que los equipos del béisbol profesional son un negocio privado, por tanto, el pueblo dominicano no permitirá que al Centro Olímpico se le mutile nuevamente, como ocurrió con las dos líneas del Metro de Santo Domingo.
“Entonces, si todo el mundo viene y quiere reducir ese complejo deportivo, dentro de poco no quedará absolutamente nada; yo creo que es una propuesta descabellada”, sostuvo. Observa además una intención de dejar libre los terrenos que ocupa el Estadio Quisqueya y otros complejos deportivos, para dedicarlos al desarrollo inmobiliario.
Expresó que como en el Distrito Nacional no hay espacio, el sector inmobiliario necesita terrenos para construir y vender, por lo que el Quisqueya es una prenda apetecible. Recuerda que en el segundo mandato del entonces presidente Leonel Fernández el Quisqueya fue objeto de un gran diseño inmobiliario que estuvo a cargo del arquitecto Joaquín Gerónimo, que se imagina está todavía en carpeta.
Alertó también sobre la propiedad de los terrenos del Estadio, ya que pertenecen al Estado dominicano o al Ayuntamiento del Distrito Nacional, por lo tanto, no se pueden enajenar.

De su lado, Waldys Taveras advirtió que no se puede construir un estadio en el Centro Olímpico sin una decisión del Concejo de Regidores del Ayuntamiento del Distrito Nacional (ADN). Citó el artículo 199 de la Constitución de la República, que faculta a los cabildos a decidir sobre el uso de suelo, lo que fue ratificado por el Tribunal Constitucional (TC).
Afirma que el béisbol es un negocio privado que no puede ser pagado con fondos públicos, lo que se ha hecho durante más de 50 años con el Estadio Quisqueya y los demás campos del país.
Sostuvo que construir un nuevo estadio en el COJPD implicaría también destruir instalaciones que ya existen en ese lugar donde se dan cita miles de niños, jóvenes, y adultos.


COMENTARIOS