Urge a EEUU ir en ayuda inmediata de Puerto Rico

Es tan grande la devastación provocada en Puerto Rico por el huracán María, que sin mayor ayuda del gobierno y el Congreso estadounidenses la isla no podrá recuperarse, dijo el martes la jefa de una junta federal que supervisa las finanzas isleñas.
Natalie Jaresko, directora ejecutiva de la junta, dijo al Congreso que el territorio estadounidense requiere fondos de emergencia “en una escala sin precedentes” para restaurar viviendas, agua corriente y energía eléctrica.
Aunque han mejorado las condiciones desde la tormenta del 20 de septiembre, casi el 60% de la isla carece de electricidad, miles de personas están alojadas en refugios y decenas de miles de viviendas no tienen techo, dijo Jaresko. La instalación de techos temporarios de lona tomará meses, añadió.
“Sin niveles de ayuda sin precedentes del gobierno de Estados Unidos, la recuperación que planeamos fracasará”, dijo Jaresko. Las autoridades puertorriqueñas estiman que la isla sufrió daños por valor de 45.000 a 95.000 millones de dólares, ya que la tormenta prácticamente destruyó la red eléctrica e infraestructura en general. Hasta ahora, el Congreso ha aprobado 5.000 millones de dólares en ayuda.
El representante republicano Rob Bishop, presidente de la Comisión de Recursos Naturales de la cámara, expresó decepción porque el titular de la empresa de energía de Puerto Rico no declaró como estaba previsto el martes. Ricardo Ramos, director ejecutivo de la empresa, debía responder a preguntas sobre la cancelación de un contrato de 300 millones de dólares otorgado a una pequeña empresa de energía de Montana con sede en el pueblo natal del secretario del Interior, Ryan Zinke. Aunque tenía apenas dos empleados cuando pasó el huracán, Whitefish Energy Holdings fue elegida para ayudar a reconstruir el sistema eléctrico de la isla.


COMENTARIOS