Uso fármacos sin prescripción constituye amenaza

El pasado sábado 04 de agosto, la Sra. Begoña Gómez del Campo, presentó en la Asociación Casa Abierta el Informe Mundial de Drogas 2018. La Sra. Begoña es la representante para República Dominicana, y  Experta Regional de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito - UNODC. El informe fue presentado ante la Junta Directiva, Comité Ejecutivo, y  el personal técnico de Casa Abierta.Begoña Gomez del Campo Experta Regional UNODC. Hoy/Fuente Externa 7/8/18
El pasado sábado 04 de agosto, la Sra. Begoña Gómez del Campo, presentó en la Asociación Casa Abierta el Informe Mundial de Drogas 2018. La Sra. Begoña es la representante para República Dominicana, y Experta Regional de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito - UNODC. El informe fue presentado ante la Junta Directiva, Comité Ejecutivo, y el personal técnico de Casa Abierta.Begoña Gomez del Campo Experta Regional UNODC. Hoy/Fuente Externa 7/8/18

Begoña Gómez del Campo, representante para República Dominicana y experta regional de la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (Unodc), reveló que el uso de fármacos sin prescripción médica se está convirtiendo en una gran amenaza para la salud pública y para la aplicación de la ley en todo el mundo. Destacó que los opiáceos causan el mayor daño y representan el 76% de las muertes asociadas a consumo de sustancias psicoactivas. El fentanilo y sus análogos siguen representando una alerta en América del Norte, mientras que el tramadol -un opióide- utilizado para tratar dolores moderados y severos, se ha convertido en una preocupación en zonas de África y Asia.
Según expresó, el acceso al fentanilo y al tramadol para usos médicos es vital para el tratamiento del dolor, pero los traficantes los elaboran ilícitamente y los ofrecen en el mercado negro, causando daños considerables a la salud. Al presentar el Informe Mundial de Drogas 2018 ante directivos de Casa Abierta, la especialista indicó que el número de personas en todo el mundo que ha consumido drogas al menos una vez en el año se mantuvo estable en 2016, con un registro de alrededor de 275 millones, aproximadamente el 5,6% de la población mundial entre los 15 y 64 años. Alrededor de las tres cuartas partes de las muertes asociadas a trastornos por consumo de drogas entre los mayores de 50 años, se encuentran en usuarios de opióides. La mayoría de personas que consumen drogas son hombres, pero las mujeres presentan patrones específicos en el abuso de sustancias. La prevalencia del uso no médico de opióides y tranquilizantes en mujeres se mantiene no solo a nivel comparable con el de hombres, sino mayor.

Begoña resaltó, además, que las mujeres con desórdenes asociados al consumo de sustancias reportan tener niveles elevados de estrés postraumático; también haber experimentado adversidades en su niñez como negligencia física, maltrato o abuso sexual.


COMENTARIOS