Vecinos y padres mujer muerta junto a hijos piden parar crimen

Familiares y amigos recordaron crimen en ‘hora santa’ por novenario

Vecinos de los padres de Reyna Ysabel González, quien fue asesinada junto a sus tres hijos en el sector Enriquillo de la capital, realizaron ayer una “hora santa” con encendido de velas, a propósito del novenario de la horrible tragedia.
El acto tuvo lugar en el Edificio 27, del sector Villa Francisca, en Santo Domingo, donde viven los progenitores de la joven asesinada y asistieron decenas de familiares, amigos y conocidos de las víctimas.
Los lugareños pidieron a Dios por el descanso del alma de Reyna y sus hijos y demandaron de las autoridades frenar la ola de crímenes y violencia que arropa a la sociedad y que tanto luto trae a las familias.
Deploraron que el Gobierno haga muy poco para frenar este tipo de violencia, que en muchos casos es el resultado de la incapacidad de la gente para lidiar con sus problemas emocionales y económicos.
Además de eso señalaron que “vivimos en una sociedad de pocos controles, donde el que hace lo malo pocas veces recibe un castigo ejemplar, donde no existen valores y donde la dignidad del ser humano no vale nada”, lo que estimula a algunos a disponer de la vida de los demás sin temer las consecuencias.
Reyna Ysabel González fue hallada muerta junto a sus tres hijos: Ángela, de 6 años; Daniela, de 10; y Rahamín, de 11, en la parte de atrás de la calle Antonio Álvarez del kilómetro 8 de la carretera Sánchez, en el referido sector del Distrito Nacional.
Por el cuádruple crimen está preso, con medida de coerción de un año, Víctor Alexander Portorreal, confeso matador de su pareja sentimental y sus hijastros, por alegados problemas económicos.


COMENTARIOS