Hoy Digital

Ven positivo bajen margen intermediación del GLP

La decisión del Gobierno de disminuir los inflados márgenes de intermediación en la importación de gas licuado de petróleo (GLP) constituye un gran paso para superar la opacidad con que opera ese mercado, en perjuicio del Estado y de los consumidores, dijo una fuente del Senado.
La medida, anunciada por el ministro de Hacienda, Donald Guerrero, fue aprobada ayer por el Senado como parte de la adenda que le había sometido el Gobierno.
Según había informado el ministro de Hacienda, la disminución de esos márgenes representará para el Gobierno ingresos adicionales netos entre RD$2,500 y RD$3,000 millones al año.

“Hay una distorsión que se está corrigiendo con esa modificación que elimina las resoluciones que Industria y Comercio había adoptado con relación a los precios de paridad de importación del gas propano, y posteriormente vamos a ver revisiones, vamos a hacer la parte de precios al por menor”, indicó Guerrero.
El funcionario explicó que habla del efecto neto que la medida tendrá sobre los ingresos fiscales porque el Estado también es uno de los importadores del GLP.

Guerrero también informó que debido a los controles aplicados a la venta y distribución de los hidrocarburos el Gobierno aumentó las recaudaciones en RD$8 mil millones durante los primeros 10 meses de este año.

Señaló que esos controles se aplicaron para regular el desorden, debido a “una estructura de comercialización fraudulenta de combustibles que entraban y que supuestamente eran para un destino y terminaban en otro. “Iban como combustible exonerado para generación y luego se derivaban a otros usos, o como combustibles que supuestamente iban hacia Haití y luego se derivaban en el mercado interno”.
Entendidos en la materia, ven en la reducción de los márgenes de intermediación, aprobada por el Senado y pendiente de ser conocida por la Cámara de Diputados en el marco de la adenda sometida al Congreso por el Gobierno, un primer paso para corregir las distorsiones en el mercado de combustibles.
Un segundo paso es el de abordar la iniciativa de permitir la venta de los combustibles líquidos y el GLP en una misma estación.
Según se ha explicado, esto evitaría que se siga erosionando la capacidad de recaudación del Gobierno en ese mercado y que se democratice el acceso al GLP para los vehículos de motor.
La venta de ambos tipos de combustibles en una mis estación benefieciaría a los consumidores porque “cuando existe la libre empresa en cualquier sector, hay una mejora directa en el servicio para los clientes.
Además, la medida haría que mejoren los estándares de seguridad.