Ven tribunal en furgón es una vergüenza para la Justicia

A1

Tener que impartir justicia en unos furgones es una muestra del hacinamiento que tiene hoy día el Poder Judicial. Así lo entienden abogados, que les ha tocado litigar por años en el limitado espacio.
La provincia Santo Domingo, pese a ser judicialmente la de más usuarios, lleva años usando un contenedor como tribunal, robándole la dignidad al ejercicio de la Justicia.
Un furgón de unos 12 metros, carente de las características propias de un tribunal, ha acogido por años al Juzgado de Atención Permanente de la Provincia Santo Domingo.
En ese reducido espacio, además de una diminuta sala de audiencias para las medidas de coerción, funciona una pequeña oficina administrativa donde el juez de turno además emite las órdenes de arresto, allanamiento y otros procedimientos que se fallan de manera administrativa.
En el centro del furgón está la secretaría del tribunal, donde se atienden a los usuarios. En ambos extremo tiene dos puertas de entrada y salida y no admite con fluidez más de un usuario dentro.

Ante estas condiciones, se pone en riesgo la seguridad y la integridad física de jueces, fiscales, abogados y víctimas, según el abogado Alexis Sanquintín, quien además cuestiona que no se haya hecho un esfuerzo por encontrar otro lugar para ese juzgado.
Dice que antes se hablaba del hacinamiento de los presos, pero ahora es del hacinamiento del Poder Judicial.
Consideró que habilitar más furgones para procesos judiciales, como anunció ayer el Poder Judicial, es seguir promoviendo esas condiciones.
Vergüenza. Para el sistema judicial es lo que representa ese furgón.
Esta es la postura del abogado Leandro Ferreras, quien cuestiona que siendo esta la provincia con más casos, tengan que usar un furgón como tribunal, cuando hay otras provincias pequeñas con grandes tribunales.
Un peligro. Entrar a esa sala de audiencias representa un riesgo constante y es que entre imputados, jueces y fiscales no hay distancia, porque el espacio no lo permite, lo que representa un peligro porque cualquiera pudiera levantarse y agredir con facilidad al otro.
Solo un custodio puede entrar a la audiencia porque no hay espacio para más.
La situación es más difícil cuando son varias las víctimas y la diminuta sala resulta aún más estrecha.
El tribunal no cuenta con una área de espera, por lo que víctimas y abogados deben guarecerse debajo de una escalera o mata, en espera de su turno, esperando ser llamados.
El furgón está ubicado en el estacionamiento, detrás del edificio que aloja al Palacio de Justicia de Santo Domingo, recibiendo la estructura de metal los rayos inclementes del sol.
El departamento de tecnología del palacio también funciona en un furgón.
Aunque está habilitado con un baño y con aire acondicionado, abogados insisten en que no es el lugar ideal para que funcione un tribunal.


COMENTARIOS