Venezolanos en RD piden el estatus de refugiados en el país

William Charpantier y José Alberto Pérez, en rueda de prensa ayer.

Miles de venezolanos que salieron huyendo de su país por la crisis política, social y económica que agobia a esa nación, solicitan al Gobierno dominicano otorgarle el estatus de refugiados o un permiso especial de permanencia, ya que volver a su patria es un peligro.
En rueda de prensa, el Movimiento de Venezolanos Viviendo en República Dominicana (Moverd) afiliada a la Mesa Nacional para las Migraciones y Refugiados (Menamird) informó que a miles se les venció el plazo en RD, por lo que ameritan ser refugiados o tener un permiso para permanecer aquí de manera legal. José Alberto Pérez, coordinador del Moverd, y William Charpantier, de la MENAMIRD, consideraron que más de 20 mil venezolanos califican para ser beneficiados con el estatus de refugiados, ya que en su mayoría llegaron a Dominicana por ser perseguidos por el régimen que encabeza el presidente Nicolás Maduro.
Informaron que el pasado miércoles depositaron la instancia de solicitud por ante el Consejo Nacional de Migración para que conozca la situación, tras advertir sobre el estado de los inmigrantes que ya cumplieron el plazo de tres meses para permanecer aquí, por tanto, entran en ilegalidad.
Mostraron preocupación además, porque los organismos internacionales, como la OEA, el AGNUR, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y otros no se hayan manifestado, en torno a los venezolanos que buscan protección en la nación dominicana.
Aseguró que muchos de los inmigrantes venezolanos califican para ser admitidos como refugiados, ya que participaron en jornadas de protestas contra el régimen de Maduro, por tanto si regresan a su país sus vidas corren peligro.
Expusieron que cumplido el plazo de tres meses que otorgan las autoridades dominicanas a los inmigrantes, miles corren el riesgo de ser deportados y apresados cuando pisen tierra venezolana.
José Alberto Pérez expresó que al venezolano no gusta emigrar a otros países, pero en la situación actual lo hacen empujados por la represión política y económica en la patria de Simón Bolívar. Señaló que además no quieren estar de manera ilegal en RD, porque serían maltratados y abusados por esa condición.

Indicó que ya muchas compatriotas suyas son explotadas sexualmente por traficantes de personas, práctica que se incrementaría si no se busca una salida.


COMENTARIOS