Veteranos
Fieles al cumplir sus deberes

A pesar del tiempo, que ha pasado inexorable sobre las páginas que hoy visten de experiencia, aún parece estremecerse ante el recuerdo de aquella sirena que a las 5 de la mañana del 11 de agosto de 1981 anunció que él había nacido por fin: era el Hoy que, al canto del tronar de la rotativa veía la luz tras una jornada intensa y febril.

Para ellos fue como parir un hijo. Así lo recuerda Minerva Isa, quien comenzó a trabajar en el diario en marzo del 81: “ese fue un día que difícilmente puede equipararse con nada; fue realmente inolvidable”.

De igual forma lo sintieron Jacqueline Ventura, Evaristo Rubens, Radhamés González y Onorio Montás, quienes también vivieron en primera persona el nacimiento de HOY.

Tras ellos, han llegado otros nombres sonoros que forman parte de esa historia de Nación que ha sido contada día a día en estas páginas. Dos de los primeros en unirse a ese ejército fueron Manuel Jiménez y  Pedro Germosén, quienes llevan 27 y 24 años, respectivamente, trabajando en este rotativo. Hoy, en lugar de leer lo que nos escriben, los descubriremos a ellos.

Evaristo Rubens.  Inició su periplo laboral en el año 1977, en Radio Popular, empresa que dejó en 1981. Hasta entonces reportero policial, llegó a Hoy en julio de 1981, cuando estaban haciendo las ediciones de prueba. Al llegar le asignaron la fuente del Senado de la República, que cubrió durante cinco años; después Agricultura, Medio Ambiente y Salud. Hace 15 años se quedó con el área agropecuaria, aunque en el camino ha escrito sobre todas las fuentes. “Aquí tengo la mitad de mi vida”, dice con orgullo.

Minerva Isa
Dejando atrás un pasado poblado de crónicas parlamentarias, llegó a Hoy desde El Caribe, donde trabajó cuatro años, con el reto de hacer investigaciones en un formato distinto. Suya fue la noticia principal del primer número de este diario.

Radhamés González
Con un alma casi legislativa de tanto cubrir la Cámara de Diputados, duró desde la fundación del periódico hasta el año 2003 compartiendo esa fuente con la del Ayuntamiento del Distrito Nacional. A partir de ese momento, y hasta julio del año pasado, estuvo en la Suprema Corte de Justicia. En estos momentos le toca lidiar con los altos rangos y funcionarios del área: desde la Policía Nacional y la Dirección General de Control de Drogas hasta Interior y Policía. “El periódico me ha permitido formarme profesionalmente”, dice respecto a su trabajo.

Jacqueline Ventura
Hija pródiga de Hoy, se estrenó laboralmente junto a Carmenchu Brusiloff en la sección Temas, donde se fogueó durante tres años para luego irse al Listín Diario. Regresa en  el 2002 para hacerse cargo del rediseño de las secciones de variedades del periódico. “Me siento complacida de conocer la empresa en una etapa mucho más madura de mi carrera (…). Parece mentira que sean seis años pero ha sido una experiencia interesante”.

Onorio Montás
Editor gráfico en dos etapas distintas de Hoy, ocupó su puesto por primera vez en enero del 1981, cuando comenzó a hacer el acopio de las fotos con las que se crearía el archivo. De aquellos tiempos recuerda que la edición se hacía con cuchilla, ya que todo era muy manual. Al regresar, en enero de este año, la tecnología ha sido  su mayor aliada. “Hoy ha sido un reto”, expresa con una sonrisa.

Manuel Jiménez
Aterriza por estos predios en septiembre del 1981 pero no es hasta después de la campaña del año 1982, que cubre las incidencias del Partido Reformista Social Cristiano, que le asignan la fuente que aún cubre: el Palacio Nacional, un escenario que le es tan familiar que no guarda secretos para él.  “Me siento congratulado (aquí) y eso me motiva a seguir trabajando”, dice al hablar de su gran satisfacción: el trabajo.

Pedro Germosén
Tras un periplo por medios como Radio Mil, El Sol, El Nuevo Diario, El Nacional y Radio Televisión Dominicana, llega a HOY en el año 1984, donde cubre la Junta Central Electoral y los partidos hasta el año 1986, cuando asume el Senado, fuente que cubre hasta el día de hoy. “Hoy ha sido mi remanso de paz”, señala al hablar de la estabilidad que ha encontrado en lugar que define como parte de su casa, su hogar.


COMENTARIOS