Video: Así se vende y se compra el clerén en la República Dominicana

"El clerén llega por garrafones de cinco galones. Lo mandamos a encargar de aquel lado de Haití. Dependiendo de como el cliente lo exija, nosotros se lo vendemos en botellita a 35 pesos o en litro a 70", narró un comerciante que quiso mantener su identidad reservada.
"El clerén llega por garrafones de cinco galones. Lo mandamos a encargar de aquel lado de Haití. Dependiendo de como el cliente lo exija, nosotros se lo vendemos en botellita a 35 pesos o en litro a 70", narró un comerciante que quiso mantener su identidad reservada.

Clerén, clerén, clerén. Esta es una de las palabras más famosas y peligrosas este fin de año en República Dominicana. Y es que luego de que los datos oficiales den cuenta que unas 12 personas han perdido la vida al intoxicarse con esta bebida alcohólica, el ministerio de Salud Pública emitió  una alerta epidemiológica.

La medida no es para menos, debido a que, como explican las autoriades, desde el pasado lunes 18 del cursante mes, en el municipio de Pedro Santana de la provincia de Elías Piña, han ocurrido , reiteramos, 12 fallecimientos por intoxicación con alcohol metílico o metanol, en personas de ambos sexos, con edades entre 19 y 76 años, relacionadas con el consumo de clerén, bebida que fue adquirida en Los Cacaos, del municipio Du Centre, una comunidad fronteriza haitiana.

A 35 pesos las botellitas. Pero, a pesar de estas muertes, un equipo de reporteros de Telenoticias comprobó esta semana que  la referida bebida continúa comercializándose. Vendedores y consumidores relataron a las cámaras la facilidad con la que el público la puede adquirir.

“El clerén llega por garrafones de cinco galones. Lo mandamos a encargar de aquel lado de Haití. Dependiendo de como el cliente lo exija, nosotros se lo vendemos en botellita a 35 pesos o en litro a 70”, narró un comerciante que quiso mantener su identidad reservada.

De su lado, un consumidor confesó que lo bebía, pero que ya no recomienda beberlo porque está haciendo daño y él no quiere morirse.

“Hace unos cuantos meses que yo lo dejé el clerén, pero ya yo no voy a beber eso más, porque está matando y yo quiero seguir vivo”, dijo.

Video: Así se vende y compra el clerén en República Dominicana

 

¿Estás intoxicado? Los signos y síntomas

El cuadro clínico de intoxicación puede iniciar en pocas horas hasta tres días después de la ingesta, desarrollándose en tres estadíos, el primero de los cuales se presenta en la persona afectada con debilidad, mareos y náuseas. Tras un período asintomático, aparece una segunda fase, con desarrollo de acidosis metabólica, caracterizada por vómitos, dolor abdominal, desorientación y alteraciones visuales con fotofobia, visión borrosa, midriasis bilateral no reactiva a la luz y ceguera ocasional.

En la tercera fase se produce lesión neuronal, con necrosis retiniana y de los ganglios basales del encéfalo. En esta fase hay hipotensión, coma profundo, respiración de Kussmaul (rápida, profunda y laboriosa), apnea y convulsiones.

Sobre el clerén

El clerén es una bebida alcohólica ilegal (sin registro sanitario) vendida al granel y consumida por personas de escasos recursos, debido a su bajo costo (tres veces menor que el ron). Es elaborado con caña de azúcar y frutas fermentables; la contaminación con metanol puede ocurrir por destilación de maderas utilizadas como materia prima o aromatizante o al añadirle productos solventes con alto contenido de metanol como son el thimner.

El alcohol metílico o metanol, incoloro y muy tóxicoes obtenido por destilación de la madera. Se absorbe rápida y fácilmente de todas las vías de exposición (dérmica, inhalación y oral) y cruza fácilmente todas las membranas.
El diagnóstico temprano y la rápida instauración del tratamiento adecuado son importantes para evitar las secuelas neurológicas, la ceguera y la mortalidad a causa de esta sustancia. La intoxicación individual o colectiva suele ser por ingestión de bebidas alcohólicas adulteradas, como sustitutos del etanol. En varios países, se han documentado varios brotes de alta letalidad relacionados con el consumo de licores adulterados.