Video: Carlos Peña renuncia del PLD y aspirará a presidencia por nuevo partido

fullsizeoutput_6fe

 Carlos Peña renunció del Partido de la Liberación Dominicana y de inmediato informó que a partir del momento del anuncio, nace el nuevo Partido Generación de Servidores que hasta ahora él había estado promoviendo como un movimiento por todo el territorio nacional.

Carlos Peña, quien antes de su renuncia del PLD era miembro del comité central de esa organización, expuso ante cientos de sus seguidores las razones por las cuales abandonaba las filas del partido de gobierno, expresando ”Renuncio del PLD, porque entre otras cosas quienes dirigen el partido, renunciaron a ser un instrumento de transformación social, política y económica para todos los dominicanos y en cambio se convirtieron en una maquinaria de hacer dinero y acumular riquezas personales”.

Para el pastor evangélico y comunicador Carlos Peña “la dirección del PLD ha convertido esas siglas en sinónimo de corrupción e impunidad ante los oídos de los dominicanos nobles que dentro y fuera del país anhelan una mejor nación. También por eso renuncio”, señaló.

En un discurso muy emotivo Peña expresó “me marcho, sacudo el polvo de mis pies como aconsejó el Maestro de Galilea, me voy con las manos limpias, con las manos sueltas, pero con las manos firmes para seguir luchando en favor de nuestro pueblo y en contra de los sectores políticos y económicos que con sus acciones pretenden destruir el sueño de Duarte, Luperón y los demás padres fundadores de nuestra patria”.

Carlos Peña informó que Generación de Servidores “llevará a demás de su candidatura presidencial, senadores, diputados, alcaldes y regidores que respondan al interés del pueblo y no a este fracasado y moribundo modelo político”.

Concluyó su discurso haciendo un llamado a “todos los dominicanos nobles, a la gente de fe y comprometida con nuestros principios judeocristianos, a quienes le molesta la corrupción, la impunidad y todo lo mal hecho, a quienes aun confían en que República Dominicana puede ser grande y poderosa, a ser parte de su propuesta política, para así poner fin al antiguo régimen y dar inicio a tiempos de gloria para la nación”.