Videos: Así fueron las primeras peleas entre jugadores de Grandes Ligas de este año

Todo empezó en la parte alta de la tercera entrada. Una barrida en segunda base de Tyler Austin, pelotero de los Yanquis de Nueva York, para evitar una doble matanza. Con su pie izquierdo le pegó al campo corto de los Medias Rojas Brock Holt, quien se molestó por la acción.

La discusión inmediatamente se acaloró y las bancas de ambos equipos se vaciaron para evitar que las cosas pasaran a mayores. Los umpires realizaron una advertencia, pero la chispa había quedado encendida.

En la parte alta de la séptima entrada, con el partido 10-6 a favor de los Yanquis, el lanzador de Boston Joe Kelly hizo que esa chispa estallara. Con Austin bateando, le lanzó una recta al cuerpo y falló. No logró conectarlo. En el segundo intento lo conectó: un bolazo a la altura de las costillas.

El bateador de la novena de Nueva York reaccionó golpeando el bate contra la tierra. No había vuelta atrás, lo que comenzó con una barrida para cortar una doble matanza y pudo ser detenido, en ese momento ya tenía tintes de pelea. Y fue cuando Kelly, sin pensarlo mucho, le hizo un gesto retador al pelotero de los Yanquis, quien se fue encima de él a toda carrera.

Holt, con quien comenzaron las diferencias entre Yanquis y Medias Rojas, lamentó lo sucedido. “Probablemente dije algo que no tuve que haber dicho”, afirmó. “Lo siento por eso. Solo quería que supiera que fue un mal deslizamiento. Creo que todos en el campo saben que así fue”, añadió. Aunque el resto del juego transcurrió sin incidentes, la tensión se mantuvo alta sobre todo en el dogout visitante. Al final, Nueva York ganó 10-7 y le cortaron una racha de nueve victorias consecutivas a los Medias Rojas de Boston.

Los ánimos realmente se calentaron cuando los Padres de San Diego yRockies de Colorado intercambiaron pelotazos y golpes durante el encuentro del miércoles.+

Las facturas del pelotazo que recibió Manny Margot un juego antes y lo mandaron al hospital fueron cobrados por Luis Perdomo a Nolan Arenado.

El lanzador Luis Perdomo de los Padres abrió la tercera entrada con un bola que pasó por la espalda de Nolan Arenado quien lanzó su casco al suelo y cargó con todo contra el lanzador.

Perdomo le lanzó el guante y retrocedió mientras Arenado seguía a la carga y le lanzaba golpes.

 

 

Las bancas se vaciaron por completo y varios peloteros intercambiaron golpes mientras otros intentaban calmar la situación con un Arenado enfurecido.

Cuando todo parecía calmarse otra gresca arrancó.

“No vas a salir, no quieres cargar el montículo, no quieres pelear, no es por eso que estamos jugando este juego”, dijo Arenado. “Pero ya sabes, 96 a propósito, creo que frustraría a mucha gente”.

Al final fueron expulsados 5 peloteros, dos de Padres, Perdomo y el receptor A.J. Ellis mientras por los Rockies se fueron al clubhouse temprano Arenado, el jardinero Gerardo Parra y el abridor Germán Márquez, que previamente había golpeado a Hunter Renfroe.

La dura discusión que terminó con las bancas vacías ya le pasaron facturas a Yadier Molina Torey Lovullo.

Los Diamodnbacks hicieron oficial el castigo por un juego que cumplirá el martes antes los Gigantes de San Francisco. El coach de banca JenryN Nanron ocupará su lugar.

Lovullo también fue multado.

Molina fue suspendido por un encuentro aunque decidió apelar la decisión.

Al final del encuentro Molina explicó que el mánager de Arizona tuvo un par de insultos directos en su contra en referencia a su madre, y esto provocó su iracunda reacción.

Lovullo aceptó el error y dijo sentirse arrepentido por lo dicho.


COMENTARIOS