Defienden la seriedad de la jueza Miriam German Brito