Como indigente vive un profesor con más de 500 libras de peso