Viene de lejos

Bonaparte Gautreaux Piñeyro

El doctor Francisco Herrera Luque, ilustre siquiatra y escritor venezolano, en su obra ¨´Viajeros de Indias¨ sostiene la tesis de que la sociedad americana es fruto de un inicio fatal: el poblamiento del continente por parte de segundones, criminales, soldadotes, aventureros, en fin, de una mezcla de maco y cacata que influyó en la composición étnica, cultural, sicológica del hombre de estos lares.
Señalaba que, poblada por hijos sin fortuna y con poca educación, por hombres cuyo fin único y último era obtener riquezas para volver a España a vivir como ciudadanos de primera, puesto que solo heredaba el primer hijo, para los demás quedaban la milicia y la clerecía.
Esa fue la gente que echó las bases para sobre ellas conformar la sociedad cuyos recuerdos, hazañas, sueños y bregas se centraron, desde el comienzo, en obtener bienes de fortuna y nombradía social por encima de los cadáveres de sus amigos y enemigos.
Sin entrar en juicios de valor, es bueno comparar la sociedad fundada por los religiosos europeos, a costa del exterminio casi total de la población indígena, de lo que hoy son los Estados Unidos de América, en contraste con los agrupamientos humanos fomentados por criminales, curas y aventureros armados que se convirtieron, como en Norteamérica, en genocidas, ladrones e indiferentes ante la vida humana, bajo el predicamento de que los infieles no iban a la gloria.
El desorden, la imposición el abuso, el avasallamiento, pues, es viejo, por eso nunca me extraña el pensamiento y la acción arbitraria de desconocedores de la voluntad colectiva y de los derechos humanos.
A ello hay que sumarle, como decía José Martí, que, en nuestra confusión y escasez, creamos un andamiaje legal que no se parece a lo que había antes del descubrimiento y conquista de América y la imposición del modelo institucional de Europa ha producido un profundo divorcio puesto que el traje le queda ajustado, ancho.
Ahora, aquí, estamos frente una situación que viene de lejos. El divorcio entre las instituciones y las necesidades nacionales cuando el Partido de la Liberación Dominicana, maniobra, se basa en textos constitucionales y legales, para boicotear hasta sus propias iniciativas enviadas al Congreso Nacional para su discusión, enmienda y aprobación o rechazo.
Simón Bolívar, en una de sus múltiples frases lapidarias dijo que más que las instituciones lo importante es su integración por hombres probos, quienes, en definitiva, son los que las dirigen.
Juegan con la Constitución, con las leyes, con el presente y el futuro de la Nación, porque como descendientes de los viajeros de indias no han sido capaces de dejar atrás las malas mañas, que parece ser lo único aprendido para el ejercicio del arte de gobernar.


COMENTARIOS