Volver a unirse al TPP es una opción para Donald Trump

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, dijo ayer que había “comenzado a sostener conversaciones de alto nivel” sobre el Tratado de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés) y que volver a unirse al pacto comercial regional es una opción para el presidente Donald Trump.

Una publicación de Bloomberg recuerda que el mandatario estadounidense atacó en reiteradas ocasiones el acuerdo en la campaña electoral y retiró a Estados Unidos del pacto poco después de asumir el cargo a principios del año pasado.

Sin embargo, el mes pasado expresó su disposición de volver a unirse si se mejoraban las condiciones. Mnuchin explicó a la Cámara de Comercio estadounidense en Washington que esto era significativo.

“Está dispuesto a negociar”, mencionó el secretario del Tesoro. “Ya sea que hagamos multilaterales o que consideremos volver al TPP nuevamente eso es algo que se está discutiendo”.

Japón encabezó una iniciativa para mantener vivo el pacto entre los 11 miembros restantes, y está previsto que el acuerdo resultante se firme el 8 de marzo. Mnuchin detalló que Estados Unidos se centraría primero en los acuerdos bilaterales antes de revisar su postura sobre el TPP.

“No es una prioridad en este momento, pero es algo que el Presidente considerará”, agregó.

Japón dijo reiteradamente que no está interesado en la renegociación y que es probable que cualquier solicitud de ese tipo no sea bien recibida por otras naciones.

Estados Unidos debería volver a unirse al tratado tal como está, declaró esta semana en una entrevista concedida al periódico Nikkei la presidenta de Chile, Michelle Bachelet. La mandataria chilena será la anfitriona de la ceremonia de suscripción del tratado en marzo.

Aun así, el exministro para el TPP de Japón, Akira Amari, mencionó el martes en una entrevista que podría ser factible agregar nuevas cláusulas sobre temas que no están cubiertos actualmente si las preocupaciones de Estados Unidos no pueden abordarse fuera del marco del TPP.

Amari advirtió que al declinar el acuerdo, Estados Unidos se arriesga a permitir que China establezca normas globales sobre comercio e inversión.

“China está haciendo un gran esfuerzo para que sus propias normas sean reconocidas como la norma “, dijo Amari.

La normativa de China es “un poco diferente de lo que Japón, Estados Unidos y Europa consideran justo”, agregó. “No creo que pueda aceptar que las normas locales de China se conviertan en el estándar mundial”.

En tanto, un legislador en Tailandia explicó que el Gobierno militar está debatiendo si se unirá al pacto, cuyos miembros actuales corresponden a alrededor del 13 por ciento de la economía global.

Indonesia, Filipinas, Corea del Sur, Taiwán y Reino Unido también han expresado interés en unirse. Los miembros actuales incluyen a Australia, Brunei, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam.


COMENTARIOS