Wal-Mart y Amazon están tras las adquisiciones

20_04_2017 HOY_JUEVES_200417_ Economía6 E

Amazon y Wal-Mart pueden haber existido alguna vez en universos paralelos, pero por estos días libran una guerra de precios. Ambos gigantes buscan ahora hacer adquisiciones para competir en el campo del otro.
Amazon.com Inc. va a tener una significativa presencia física. La única pregunta restante es cuándo y cómo.
Tal vez sea una nueva tienda de alta tecnología creada por la hechicería de Amazon, como el negocio de comestibles Amazon Go, anunciado a comienzos de este año.
La empresa está desplegando lentamente librerías físicas. Pero la semana pasada hubo signos de que Amazon podría acelerar esa campaña a través de una adquisición de una forma u otra.
Primero vino el informe de que la compañía consideraba comprar Whole Foods a fines del año pasado. Y luego, en el fin de semana, se supo que BJ’s Wholesale Club se está poniendo a sí misma en venta, y que Amazon ha mostrado algún interés.
La lógica de Amazon es directa: quiere venderles a los consumidores donde sea que ellos quieran comprar, y un montón de ventas aún se hacen en tiendas.
El ingreso de Amazon en 2016, lo que incluye todos sus negocios, no solo la venta de bienes a los consumidores, fue de US$136.000 millones, apenas un poco más de un cuarto de los US$486.000 millones de Wal-Mart. Whole Foods y BJ’s tienen cada una de ellas un ingreso anual de más de US$10.000 millones.
Si suponemos que Amazon hace realmente una gran entrada en las tiendas, estaría siguiendo el camino transitado por Sears hace un siglo, cuando aprovechó la expansión de la red ferroviaria –la Internet de la época– para crear un negocio de catálogos que con el tiempo condujo a una importante presencia física minorista.
Wal-Mart Stores Inc. no es el desventurado dinosaurio que algunos creen. Doug McMillon, que con 50 años es más joven que Jeff Bezos de Amazon, se convirtió en el máximo responsable de la compañía en 2014. Una de sus primeras medidas fue anunciar aumentos de salarios para los empleados en febrero de 2015.
En ese momento, algunos lo vieron como un movimiento político, para quitarle a la compañía la mala reputación que tenía en algunos círculos de ser adversa para las comunidades y los trabajadores. Cuando los inversores se dieron cuenta de cuánto afectaría los ingresos de la compañía el aumento de salarios, hicieron que la acción se derrumbara. Y terminó el año 2015 un 28,6 por ciento abajo, uno de los títulos de peor desempeño en el Dow Jones Industrial Average.
Pero el aumento de salarios mostró que Wal-Mart había entendido algo antes que la mayoría de sus competidores de tiendas físicas lo hicieran. Primero, el mercado laboral se estaba ajustando, en especial para los trabajadores de servicios con salarios más bajos, y Wal-Mart quería asegurarse de contar con buenos empleados. Y segundo, la experiencia de los compradores dentro de las tiendas se había deteriorado, era necesario mejorarla si la empresa esperaba estabilizar su negocio.
Luego, Wal-Mart encaró la amenaza online de Amazon y otros. En agosto pasado, compró la startup de comercio electrónico y rápido crecimiento Jet.com por US$3.300 millones. Como parte del acuerdo, el máximo responsable de Jet.com, Marc Lore, asumió las operaciones online de Wal-Mart. En sus primeros meses en ese rol, Lore ha hecho algunas pequeñas adquisicion es, entre ellas ModCloth y MooseJaw.


COMENTARIOS