Y besó el santo… ¡Matute!

Pedro René Almonte Mejía.  Instagram y twitter: @pralmonte

Sería una pregunta con difícil respuesta, si se escoge al azar a un dominicano promedio, y se le dice: ¿Cuáles son tus necesidades? Al ser cuestionado alguien que no se encuentre enfocado en ese momento, por el afán, por el día a día, por las ganas de ser y no poder; muy probablemente confunda lo que necesita con lo que sueña tener; ciertamente hasta yo lo he confundido más de una vez. De lo que no cabe la mas mínima duda es que el señor Matute resolvió su problema, sea cual haya sido, pero… ¿Y nosotros pá cuándo?

El señor Matute, ya resolvió alguna que otra necesidad  gracias a una estrategia creativa y a la vez arriesgada; ¿qué estaría pensando el señor Matute? , o tal vez no lo pensó mucho ,porque si lo piensa bien no se tira a la suerte y con el pecho abierto encima de una “jeepeta a mil por hora” , pero el hombre se atrevió , entregó la típica carta que los Presidentes siempre reciben a donde quiera que van ; entiendo que cartas así tal vez tuvieron respuestas, muchas otras es posible que hayan quedado en el olvido o tal vez empolvadas en un escritorio de poco uso. Pero Matute lo hizo diferente, me hizo recordar las carreras de 400m con relevo, donde un corredor le da una vuelta completa a la pista y le pasa el testigo al corredor siguiente; en nuestro caso, el corredor 1 es Matute, la carta es el testigo y el corredor 2 es el Presidente Danilo Medina. A pedir de boca le salió la jugada a Matute, hasta parecería el guión de una película de acción, se podría llamar: “Sin dolor no hay gloria”. Sí, podría ser una película, ahora que lo pienso mejor… El hombre (Matute) se grabó pasando su testigo (La carta) de manera magistral. ¡Ay sí! se grabó, y gracias a la tecnología, este video le llegó hasta doña Rosa NG allá en China. Después que medio mundo vió ese video, había que resolverle a ese hombre porque si no,  hasta podría convertirse en un problema nacional. Al Presidente que tenga cuidado en las calles y avenidas de nuestro país, es muy probable que aparezcan unos cuantos “Matutes” más; quien quita que yo pueda ser uno.

Yo podría imitar a Matute, entregándole al Presidente una carta con varias necesidades que tengo, voy enumerar unas cuantas brevemente: 1. Necesito no tener miedo al moverme por las calles de mi país, pensando en que me van a matar por un celular. 2. Necesito que haya un régimen de consecuencias, donde el que se equivoque pague por su error. 3. Necesito que en mi país funcione la justicia, es la única garantía de que haya paz y así la violencia que se ha adueñado de los dominicanos tal vez se aminore. 4. Necesito que el sueldo que gano, me dé para cubrir mis compromisos y tener un “ahorrito” para mi vejez, sería la única forma de garantizar mi auto pensión. 5. Necesito acabar con la fobia que he desarrollado los viernes, cada vez que tengo que echar combustible. 6. Necesito no tomarme dos horas para llegar a mi trabajo y dos horas más para regresar a mi casa.  7. Necesito Presidente, que ya no haya cortes de energía; yo era un mozalbete cuando Temístocles Montás afirmó que se acabarían los “apagones”, me salieron canas y todavía estoy esperando.

Ya Matute resolvió, besó el santo… ¿Y nosotros pá cuándo?


COMENTARIOS