Yeni Berenice: El cheque de Quevedo no es prueba porque no decía por concepto de sicariato

Fiscal del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reynoso.Hoy/Pablo Matos    14-12-2017
Fiscal del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reynoso.Hoy/Pablo Matos 14-12-2017

La Fiscal del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reynoso, anunció hoy que apelará la sentencia que descargó al dirigente sididcal Arsenio Quevedo, presidente de la Unión Nacional de Transportistas y Afines (Unatrafin) y al ex regidor de Pedro Brand Erickson de los Santos Solís, acusados de encabezar una banda de sicarios que mató a tres choferes.

En sendos mensajes a través de su cuenta en Twitter, Berenice Reynoso cuestionó las ponderaciones hechas en el tribunal por las magistradas del Segundo Tribunal Colegiado del Distrito Nacional en torno a las pruebas presentadas en cada caso por el Ministerio Público.

“El cheque del pago emitido por Quevedo no es prueba porque no decía que era por concepto de sicariato. En serio?”, escribió la magistrada en referencia a las consideraciones emitidas por el tribunal sobre este tema.

Y agregó: “La mapificación en las escenas, las llamadas, los sicarios en la nómina, el cheque, los testigos, las pruebas del móvil vinculadas directamente a Quevedo y a Erickson, entre otras muchas pruebas no fueron suficientes, esperemos a ver qué dice la Corte”

Precisó que ante la decisión adoptada por las juezas, “está demás decir que apelaremos la decisión que condenó a 30 años a los dos contratados de Quevedo y ex regidor y los descargó a ellos”.

“Cómo se puede explicar que un testigo sea considerado coherente para condenar a los desarraigados y poco creíble para los jefes”, dijo.
Quevedo y De los Santos Solís fueron absuelto hoy por el tribunal, que consideró que las pruebas presentadas por el Ministerio Público fueron insuficientes y débiles en otros casos. Igual ocurrió con el ex coronel retirado Cristino Batista Roa.

En tanto que en el caso de los implicados Amaury Cabrera Martínez y Danilo Octavio Reynoso, el tribunal dictó 30 años de prisión y el pago de una indemnización a los familiares de las víctimas. El primero deberá cumplir la prisión en la cárcel de La Victoria, mientras Reynoso fue enviado al Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo Hombre, en San Cristóbal.
.


COMENTARIOS