Yubo Fernández: “Se debe educar a la mujer desde niña para ser individual, progresista y amarse bastante”

Mujer

Contenido de la revista En Sociedad

Actriz, productora, empresaria y activista dominicana, ha trabajado en varios proyectos de Cine, Teatro y TV nacionales e internacionales. Además, trabaja a favor de los derechos de la mujer, es embajadora del Plan Internacional por la niñez y de Rodi, Fundación para enfermos de cáncer.

Recientemente viajó a los Estados Unidos y organizó un conversatorio sobre prevención
de cáncer con reputados médicos de la ciudad de New York, y también presentó en el Manhattan Repertory Theater, la obra “How Do We Kill Luisa”, adaptación al teatro en inglés, del multi premiado cortometraje “Como Matamos a Luisa,” escrito y dirigido por ella y que tuvo una excelente acogida del público anglosajón, interpretada en inglés
por cinco actores criollos.

¿Cuándo decides que quieres ser actriz?
A los 14 años. Les comenté a mis padres que quería ir al Escuela Nacional de Arte Dramático y estos me respondieron que mejor asistiera a la universidad porque los actores se mueren de hambre. Dejaba de tomar la última hora de clase del liceo e iba a escondidas a unas clases que daban en El Conde. Dejé de hacerlo porque se hacía de noche y sentí que era peligroso andar sola. Luego de muchos años retomo las clases en NY y desde ahí no he parado mi preparación y evolución en este hermoso oficio.

¿Qué tan difícil es para las mujeres
conseguir el éxito en el mundo de la actuación?
Es casi igual de difícil para los hombres, creo. La única ventaja que estos tienen es que la mayoría de historias que se proyectan han sido escritas por hombres sobre hombres.

Creo que esto cambiará cuando haya más mujeres guionistas y directoras, realizando historias sobre mujeres. Existe también mucha opresión en el marco sexual, pero vemos cómo viene relacionándose y poco a poco ha ido cambiando.
Siendo activista a favor de los derechos de la mujer, ¿cuál crees que sería la principal herramienta que podríamos usar como sociedad, para cambiar la realidad del género femenino?

Se debe educar a la mujer desde niña para ser individual, progresista y amarse bastante. Desde hace mucho tiempo, a las niñas se les ha criado como princesas sumisas, que además de estudiar, deben tener como prioridad aprender los quehaceres del hogar para ser madres y esposas. Esto debe cambiar. Estas niñas deben saber que tienen el poder de elegir lo que desean hacer con su vida y lo que les haga feliz. Creo que lo más importante es educar, ayudarles a crecer, e inculcarles ser independientes en acción y pensamiento.

Como madre de dos niños, ¿Cuál crees tú que sería el mayor legado que podrías dejarles?
Bueno, vengo de una familia muy humilde y crecí con poco, pero me sobraba amor, educación, aprendizaje (que estudiemos era prioridad para mis padres), y aventura. Siempre fui una niña altruista, cuando comencé la escuela noté que otros niños no podían asistir y con la pizarra que me compró mi papá, puse unas cuantas latas y blocks en el suelo para enseñar a estos niños lo que yo iba aprendiendo. De ahí que siempre he estado involucrada en acciones de ayuda a los demás. Ese será mi legado.

Ellos ahora quieren ser futbolistas, no me importa si son doctores, abogados, YouTubers, agricultores o mecánicos. Lo que si me importa, es dejar en ellos el legado de amarse a sí mismos, respetar y no prejuzgar, pero sobre todo,el legado del amor, compasión y bondad, ayudar al prójimo y proteger este bello planeta. Que su paso por la vida deje grandes huellas.

De las causas sociales por las que trabajas, ¿cual es para ti la más satisfactoria?
Cada una va ligada a la otra, y todas tienen que ver con las personas de escasos recursos. Con Rodi la Fundación, ayudo a recaudar dinero para tratamiento de cáncer a quienes no pueden pagarlo.

En “Ni Una Más” en República Dominicana, soy portavoz de esas mujeres que son víctimas de abuso y violación de sus derechos, las cuales son abusadas y maltratadas a causa de la dependencia económica. Pero la que más me afecta y a la vez me da satisfacción, el poder ayudar, es la que tienen que ver con la niñez. Soy embajadora de buena voluntad de Plan Internacional República Dominicana (fui una niña plan hace 30 años). Plan se preocupa mucho por el tema de embarazo en adolescentes en nuestro país, algo que vivo muy cerca por mi trabajo en el Documental Invisibles. La niñez en extrema pobreza me preocupa mucho, por eso me acerco a personas y fundaciones que desinteresadamente acogen estos niños para protegerlos de todos los riesgos a los que se exponen, cómo es el de abuso físico y sexual. Mi debilidad es la niñez que no tiene nada, y que están expuestos. Mi satisfacción es poder ayudarles a ser felices.

Cuéntanos sobre el documental “Invisibles”,
¿Qué te inspiró a realizarlo? y ¿Qué esperas conseguir con la difusión de este documental?
Tengo mi propia historia de abuso sexual, y sé que entre más pobres más expuestos están los niños, niñas y adolescentes a este peligro. Hace un año he estado visitando hogares de acogida de niñas y niños y escucho tantas historias desgarrantes y veo lo difícil que es para las víctimas superar este trauma, y las instituciones o personas que pueden ayudar no tienen los recursos suficientes.

Por eso decidí hacer “Invisibles del mundo” o “Invisibles of the World”, un documental que no solo abarca el problema de abuso sexual en República Dominicana, sino en otras partes del mundo. Visité el Marché Du Film del Festival de Cannes este 2018 con este proyecto debajo de brazo y me sorprendió la acogida. Pude conseguir colaboración de lugares como India (donde hace poco se aprobó la pena de muerte a violadores), Brasil, Londres, España y Venezuela.

Con este trabajo, espero conseguir deje de tratarse el tema de violación sexual como tabú, que las personas conozcan la gravedad del problema y lo expuestos que están estos niños al peligro. También, dar a conocer el esfuerzo que hacen muchas personas desinteresadas para ayudarles a superar este trauma. Sin duda alguna, quiero que el tema de violación sexual sea tratado como prioridad y emergencia a nivel mundial.


COMENTARIOS