Zonas seguían aisladas y mantienen alerta roja

Brigadas de socorristas valiéndose de lanchas y helicópteros han rescatado a decenas de personas que quedaron cercadas por las inundaciones en comunidades de San Francisco de Macorís, Villa Riva, Castañuela, Valverde, Montecristi, Moca y Cotuí.

Al menos una mujer de 35 años, Carmen Santana Herrera, murió de un infarto cardíaco tras ser rescatada por socorristas ella y otras 150 personas encontradas aisladas en Villa Riva. Murió cuando era conducida a un centro hospitalario de la región.

Los poblados agrícolas Los Peinado y Los Contreras, en la provincia Duarte, estaban ayer incomunicados por vía terrestre, debido a las lluvias ocurridas en esa zona, mientras que las localidades de Las Coles y Arenoso siguen inundadas, por lo que el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) mantiene el alerta roja para la zona del Cibao.

El alerta incluye desde el Río Yuna, en Cotuí, provincia Juan Sánchez Ramírez, hasta su desembocadura en la Bahía de Samaná y la cuenca del Río Yaque del Norte, como medida de precaución ante la posibilidad de que ocurran inundaciones y desbordamientos de ríos y cañadas.

Asimismo, el COE mantiene el alerta roja en la zona comprendida desde el Río Yaque del Norte en Santiago hasta las provincias Valverde y Montecristi.

El municipio de Castañuela se encuentra totalmente inundado desde las primeras horas del martes y unas 4,000 personas fueron evacuadas y llevadas a lugares seguros. No se han reportado pérdidas de vidas humanas.

En Guayubín se reportaron inundaciones en todas las comarcas, sin pérdidas de vidas humanas, mientras que en la provincia de Santiago, en el municipio de Navarrete, en el barrio Juan Matías, 15 familias fueron evacuadas y llevadas a casas de familiares y amigos.

En Moca, provincia Espaillat, hubo 300 casas inundadas en la zona de Maco Tibio, mientras que en Sánchez Ramírez, en el barrio Santa Rosa de la ciudad de Cotuí, tres viviendas resultaron destruidas por la crecida del río Jicaquito, debido a las fuertes lluvias e inundaciones.

En Nagua, provincia María Trinidad Sánchez, especialmente en los poblados agrícolas de Molenillo, Colorado, Los Yayales, Cruce de Cabirma y Cola del Yuna, fueron evacuadas 276 personas que debieron ser trasladadas a casas de familiares y amigos. El gobierno suministra ayuda humanitaria a esas familias, según un reporte de prensa.

La Defensa Civil dijo que mantiene operaciones de búsqueda y rescate por medios aéreos, terrestres y acuáticos para localizar personas en áreas de peligro. Dijo que además envía raciones alimenticias, colchones y mosquiteros a todas las zonas afectadas.

[b]HABLA EL INDRHI[/b]

El director regional del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI), ingeniero Víctor Hugo Castellanos, informó en Santiago ayer que han cesado las lluvias en la parte montañosa de Jarabacoa y otras zonas altas de la Presa de Tavera, lo que ha permitido disminuir la cantidad de agua que se le saca a la misma.

“Ayer a las cinco y media de la tarde teníamos un nivel de 326.42 en la cota de la presa y una entrada de 117 metros cúbicos por segundo, mientras que la salida es de 83 metros cúbicos por segundo”, indicó Castellanos.

Refirió que en la parte alta de la Presa han cesado por completo las lluvias, por lo que la cantidad de agua que se deriva terminará de eliminarse en las próximas horas.

Por otro lado, la Defensa Civil informó que no se han registrado nuevas inundaciones en esta ciudad ni en localidades de la Línea Noroeste.

Francisco Gio de la Cruz, encargado del organismo de socorro indicó que sigue el operativo de entrega de alimentos, frazadas, medicinas, colchones y mosquiteros a los damnificados. Dijo que esa entrega se está haciendo a través de las juntas de vecinos.

Asimismo informó que asciende a 470 el número de casas destruídas por las inundaciones en diferentes sectores urbanos y rurales de Santiago.

Indicó que todavía no ha concluído el levantamiento que realizan los técnicos de la Defensa Civil para establecer los daños materiales ocasionados por las inundaciones a las familias afectadas.

Los sectores inundados ayer en la madrugada fueron Hoya del Caimito, Bella Vista, los Guandules, Hoyo de Bartola,Rafey, Gurabo y el Fracatán, próximo al reparto del Ensueño y el ensanche Ortega.

[b]CUANTIOSAS PERDIDAS[/b]

La regional norte de la secretaría de Agricultura informó ayer que las pérdidas en plantaciones agrícolas de esta ciudad y Moca ascienden a 86 millones 384 mil 700 pesos.

Rosendo Rodríguez, director regional de Agricultura dijo que los cultivos más afectados por los torrenciales aguaceros son el plátano, cuyas pérdidas ascienden a un millón 215 mil pesos, en guineo tres millones 197 mil 600 pesos, en yuca 80 millones 111 mil pesos.

En las berenjenas los daños ascienden a 20 mil pesos, gualbeen o pastos para el ganado el monto es de 14 mil pesos, arroz es de 960 mil pesos, habichuelas rojas asciende a 13 mil 500 pesos.

El informe preliminar establece que en el cultivo de aguacate las lluvias generaron una baja de 35 mil pesos, de tabaco las pérdidas son de 52 mil 500 pesos.

Los daños en pastos para ganado vacuno superan los 150 mil pesos, mientras que en tomate son 560 mil y lechuga 56 mil 100 pesos.

La regional agrícola reportó la muerte de 11 reses y la desaparición de otras 50 que fueron arrastradas por los desbordamientos de los ríos, arroyos y cañadas.

[b]AYUDA[/b]

La gobernación provincial en coordinación con varias instituciones oficiales como INESPRE, Salud Pública, Policía Nacional y la Presidencia de la República están suministrando alimentos, medicinas, colchones, frazadas, mosquiteros y sábanas a las familias damnificadas.

El ingeniero Julián Sepúlveda, gerente del INESPRE aquí informó que hasta ayer se habían entregado dos mil raciones a las familias damnificadas y que se mantendrá hasta que regularicen sus situaciones.

Agricultura dijo que las zonas más afectadas son Moca, los Almácigos, Navarrete, la Canela, Villa González,Pedro García, Altamira, Luperón, la Isabela, Yásica y Gaspar Hernández, donde los cultivos de yuca, batata, plátanos, guineos, cacao, café, frutales, arroz y otros han resultado seriamente afectados.

Rodríguez dijo que algunos cultivos han sido dañados y otros no se han podido sembrar por las abundantes lluvias.

Mientras que el agrónomo Leonardo Santana, encargado de la zona agropecuaria de la provincia declaró que la producción agrícola mermará, lo que provocará desabastecimiento de productos en el país en los próximos meses.

Santana declaró que en Moca existen 60 mil tareas sembradas de yuca, de las cuales 24 mil están por debajo de los siete meses y 36 mil tareas de ese mismo rubro están por encima de siete meses.

Indicó que el 60 por ciento del tubérculo se ha podrido y el 40 por ciento registrará bajo rendimiento, estimándose que para los próximos meses habrá una disminución de unos 400 mil quintales de yuda.

Otros rubros afectados por las inundaciones son el plátano, el arroz, los guineos, vegetales y algunos frutales.

De unas 102 tareas sembradas de lechuga el 50 por ciento se dañó y el resto está seriamente afectada.


COMENTARIOS