“Brinca la tablita…”,  una invitación a jugar

http://hoy.com.do/image/article/207/460x390/0/C07AD9EE-7FFC-4F65-B82E-B3FB4E122E3C.jpeg

POR MARÍA MERCEDES
Tener el libro en las manos es rememorar la época de infancia de muchas generaciones de dominicanos que crecieron con la misma identidad, coreada y disfrutada a través de los juegos.  Sin temor a equivocarme, estoy segura que tan pronto leemos el título del libro: Brinca la tablita…, de la autoría de Xiomarita Pérez, animadora cultural y periodista, una enorme sonrisa se refleja en nuestros rostros.

Pero, más que esa alegre emoción, la autora quiere rescatar los valores culturales que poseen esos juegos. Para su compilación le sirvió de base su experiencia de 27 años en el Ballet  Folclórico de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

En la entrevista que concedió a esta sección, expresó que el primer ballet que hizo un montaje de los juegos infantiles populares de República Dominicana fue el de la UASD.

“Yo tuve la oportunidad de participar y me gustó mucho, porque rememoré mi niñez. Después de 15 años, José del Castillo, director del Ballet, me dijo que vaya a una institución que presentaría los juegos, y quería que yo hable sobre éstos”.

Como la actividad era infantil, las madres acompañaron a sus hijos, al final ellas se acercaron a Xiomarita para que les copiara los juegos, y les dijo que sí. De esa actividad surgió la idea de recopilar los juegos, que muchas veces se sabe una estrofa, un verso, pero no completo. De ahí lo interesante de que las personas tengan las letras en sus manos. Buscó el libro El folclore infantil en Santo Domingo, de la autoría de Emma Garrido de Bosch y en sus páginas encontró todos los juegos del país. Al leerlo se dio cuenta de que algunos los jugó y los cantó, pero no de la manera que está escrita. “Entonces se me ocurrió hacer una recopilación de mis vivencias en Puerto Plata y en Santo Domingo, es decir, que para mi doña Emma fue la inspiración”.

Poco a poco empezó a escribir sus vivencias y lo archivó en un disquete. “Un día le pedí una cita a Ruth Herrera, directora de Ediciones Generales de Santillana para que conociera el material. Ella aceptó y me dijo que me avisaba. Pasaron unos meses y le dije, si tú consideras que lo vas a publicar, no importa cuanto tiempo tardes, porque yo considero que ese libro es muy importante para los niños y niñas. Y no me desesperé porque siempre cantaba las canciones con mis hijas. Después de tres años se publica con el sello infantil Altea”.

Xiomarita Pérez confesó que cuando le entregó el texto a Ruth Herrera pensó que su trabajo había terminado, pero fue todo lo contrario porque inició el proceso de elaboración. Primero se hicieron las voces en el estudio de grabación con Mayra Peguero, con quien interpretó las canciones, pues aseguró que la entonación cambia, pero se hizo con el ritmo y la entonación que le daban en Puerto Plata, porque los juegos cambian de región.

Puso como ejemplo: “Las cortinas del Palacio”, que en Santo Domingo y San Francisco de Macorís se entona con música más movida, pero en Puerto Plata la música es más suave. Después que yo le di el tono, Mayra hizo la música, yo siempre estuve ahí, porque eran mis vivencias las que se estaban grabando y luego se hizo todo el montaje.