“Copacabana nunca vio tanta gente en paz”

http://hoy.com.do/image/article/837/460x390/0/E41F061E-A8E7-44F7-A08E-C66E13A84E22.jpeg

RÍO DE JANEIRO, Brasil. Más de 3.5 millones de personas participaron de la Jornada Mundial de la Juventud Río 2013, que  se llevó a cabo  del 22 al 28 de julio en esta ciudad hermosa de Río de Janeiro y que contó con eventos en Copacabana, la Quinta da Boa Vista, Río Centro y diversas parroquias de la ciudad.

Según datos ofrecidos por   el arzobispo de Río, Orani Tempesti, el  martes 23 participaron de la jornada   600,000 personas, el miércoles 25 de julio, un millón doscientos mil    personas y el jueves 26, dos millones.

Tempesti dijo que  el encuentro logró su mayor participación a partir del viernes 27  con tres millones quinientas mil personas que se congregaron en la playa de Copacabana para participar en la vigilia junto con el Sumo Pontífice y que en la misa de envío (para los misioneros) del domingo 28 participaron   3.7 millones de personas.

El papa Francisco cautivó a todos con su simplicidad y su deseo de estar siempre próximo al pueblo. “Es Dios quien realiza las cosas. Tuvimos cambios desde el anuncio de la realización del evento en Río de Janeiro. Hasta el papa cambió, pero conseguimos realizar una bella jornada y servir a todos los jóvenes”, afirmó.

El arzobispo agradeció la dedicación de los voluntarios, la familias de acogida y de todos los involucrados en la JMJ. También destacó la recepción que el pueblo carioca ofreció a todos los peregrinos.

“Copacabana nunca vio tanta gente en paz, alegre y comprometida con la construcción de un mundo mejor. Fue un evento sin violencia, sin depredaciones. Y esas señales positivas que vimos en la juventud deben perdurar. Queremos que esos jóvenes, impulsados por la Jornada Mundial de la Juventud, sigan siendo protagonistas de un mundo nuevo”, apuntó.

Tempesti también resaltó dos momentos especiales de la visita del sumo pontífice. Según él, siempre que pasaba por el Corcovado en helicóptero, el papa Francisco rezaba y observaba con admiración la imagen del Cristo Redentor.

“En otra ocasión, el sumo pontífice abrazó a un joven niño, cuando se dirigía en papamóvil al Palacio São Joaquim, en Gloria. Él lloró mucho y le dijo:  ‘Papa, te deseo el bien’. Este acto emocionó al papa Francisco y demostró el cariño de todo el pueblo brasileño”, completó el arzobispo.

La Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) logró 427,000 inscripciones de 175 países, siendo   Brasil, Argentina, Estados Unidos, Chile, Italia, Venezuela, Francia, Paraguay, Perú y México los países con mayor número de inscritos.

El 55% de los inscritos fueron mujeres y el 45% hombres.

El 60% del público inscrito tenía entre 19 y 34 años y los inscritos con pedido de hospedaje fueron  180,000 aproximadamente.

Durante la jornada, la capacidad de hospedaje fue de  356,400 habitaciones.

Tempesti señaló que aproximadamente 800 artistas intervinieron en los actos centrales, hubo 60,000 voluntarios, 6,500 periodistas acreditados de 57 países y se logró tener 264 locales de catequesis en 25 idiomas.

Durante estos encuentros  se instalaron 100 confesionarios  en la Feria Vocacional y en Largo da Carioca, además produjeron cuatro  millones de hostias, de las cuales 800,000 fueron usadas  para la misa de envío.

De los participantes, 644 fueron obispos y hubo    28 cardenales.

La lista siguió con una participación de 7,814 sacerdotes y 6,032 diáconos.

Los visitantes gastaron 1.8 billones de reales según informó una  fuente de Turismo.